(COMO) EMPEZANDO DE NUEVO

"Si la libertad significa algo será,sobre todo, el derecho a decirle a la gente aquello que no quiere oir" George Orwell

lunes, 15 de agosto de 2016

CRÍMENES NAZIS: La justicia alemana identifica ocho antiguos SS del campo de Stutthof

Para los pánfilos progres rosa exangüe que dicen que lo de los juicios de lesa humanidad “ya fue” y mienten descaradamente que Alemania no persigue a los nazis (Quienes hace años no persiguen a los nazis son los del Centro Wiesenthal, ellos sabran por qué). JS
En Alemania, la Oficina Central de la Administración de Justicia del Estado para la investigación de los crímenes nacionalsocialistas, informó el pasado día 9 que había identificado 8 miembros del personal de las SS, cuatro hombres y cuatro mujeres que trabajaron como guardias, mecanógrafas o telefonistas en el campo de Stutthof, cerca de Gdansk. El campo de concentración de Stutthof, liberado por el Ejército Rojo en mayo de 1945, tuvo hasta 110.000 prisioneros, de los cuales sobrevivió menos de la mitad. La fiscalía ya abrió una investigación contra los acusados, todos mayores de 90 años. Algunos se preguntan por qué están ahora en marcha estos procesos y si tiene sentido llevar a juicio a personas que rondan o inclusive superan los 90 años de edad. Los alemanes lo tienen claro, responden que  no hay castigo en el mundo suficiente para sancionar los crímenes cometidos en los campos de concentración y campos de exterminio y lamentan que estos juicios lleguen tarde. En esta interesante nota de Die Welt explican por qué no se pudo juzgar antes a estos criminales. MM

¿Por qué de repente tantos ex funcionarios de campos de concentración son juzgados?

La “puerta de la muerte” situada en la parte más antigua del campo de concentración de Stutthof
Fuente: DIE WELT
Desde 2011 una oleada de funcionarios de campo de concentración nazi están siendo procesados, todos ellos de muy avanzada edad, lo que suele en muchos casos imposibilitar el juicio porque son declarados mentalmente incompetentes. Esto es posible porque desde 1979 Alemania considera que el genocidio no prescribe, ni tampoco prescibe la complicidad en el genocidio.
Los expertos de la Oficina Central para la Investigación de crímenes nazis aun siguen buscando sospechosos que estuvieron activos en los campos de Bergen-BelsenNeuengamme, Auschwitz yMajdanek.
Algunos se preguntan por qué están ahora en marcha estos procesos y si tiene sentido llevar a juicio a personas que rondan o inclusive superan los 90 años de edad.
La primera pregunta es bastante fácil de responder: una nueva interpretación de la ley ha cambiado décadas de práctica de los tribunales alemanes. Con pocas excepciones, desde finales de los 50, sólo se condenó a los acusados de participación en los crímenes nazis, cuyos actos individuales en los campos fueran corroborados por los testigos, por documentos o deducidos de ellos.
Así que, por ejemplo, si un miembro de la unidad médica de las SS en el campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau organizó un “Servicio de Desinfección” en cualquiera de los crematorios, no lo hacía de forma gratuita, sino que estaba apoyando el asesinato de miles de personas. Se pudo deducir debido a que los oficiales médicos de las SS del campo que vaciaban las latas etiquetadas como Zyklon B, en el informe del servicio mencionan la preparación de cámaras de gas.
Sin embargo, esta interpretación llevó al hecho de que muchos ex miembros de la guardia de los campos de concentración simplemente no podían ser acusados, no había evidencia de una complicidad tan directa. Todo el mundo sabía que eran parte de la máquina de exterminio en masa, pero debido a la opinión dominante en los círculos legales, eso no fue suficiente para una acusación.
Pero la Audiencia de Munich cambió esta interpretación de la ley, a partir de su sentencia contra el guardia del campo de exterminio de Sobibor, Ivan “John” Demjanjuk. A princpios de los 60 algunas salas de primera instancia ya consideraban que el simple hecho de pertenecer a la maquinaria de exterminio era suficiente para ser acusado y condenado como cómplice de genocidio. Inclusive una cajera o un tesorero mantienen el sistema de exterminio en marcha, aunque no hubieran tomado parte personalmente ni en selecciones de prisioneros ni hubieran ejercido alguna manera de violencia contra los deportados.
Sin embargo, hasta ahora esta nueva interpretación de la ley era sólo para los hombres de las SS, que habían actuado predominantemente en los campos de exterminio nazis puros como Belzec, Sobibor y Treblinka, o en instalaciones como Auschwitz-Birkenau. Los criminales que habían actuado “sólo” en los campos de concentración “normales”, como Dachau, Buchenwald y Sachsenhausen, no tenían nada que temer de esta nueva opinión legal.
El campo de concentración de Stutthof era para la investigación histórica un campo de concentración “normal”, no un campo de exterminio explícito – aunque de acuerdo con las investigaciones de la historiadora polaca Danuta Drywa, murieron entre 63.000 – 65.000 personas en los cinco años y medio de su existencia.
La Oficina Central ha presentado ahora una nueva interpretación de la situación jurídica. En consecuencia Stutthof es considerado, entre el período de julio de 1944 hasta principios de mayo de 1945, como parte del sistema de exterminio en masa organizado de judíos. Durante ese tiempo, realmente murieron alrededor de 27.000 judíos en Stutthof, pero las cámara de gas funcionaron sólo unos pocos meses. Las causas de muerte fueron en su mayoría disparos y una epidemia de tifus que se produjo como resultado de las condiciones de vida intencionadamente inhumanas y la denegación de asistencia médica.
En cuanto al sentido que tiene procesar a las personas de edad avanzada por actos en los que estuvieron involucrados cuando eran hombres y mujeres muy jóvenes, y en una función subordinada, la respuesta es que no hay castigo en el mundo suficiente para sancionar los crímenes cometidos en los campos de concentración y campos de exterminio. Además, los condenados de 90 años de edad y aun mayores, son enviados a hospitales penitenciarios, o como Demjanjuk a un asilo de ancianos. Lo que más inquieta de esos juicios, es que llegan tarde pero ahora es la última oportunidad, ya que en pocos años no va a vivir ninguno de los que puedan confesar ante la corte y sin demanda no hay un proceso penal.

Algunos de los últimos condenados

Hans Lipschis saß 2013 sechs Monate in Untersuchungshaft, wurde aber wegen Demenz entlassen
Hans Lipschis – ex RotteFührer (Cabo Primero) de las SS en Auschwitz – número 4 de la lista de nazis más buscados por Simon Wiesenthal. Hans Lipschis fue condenado en 2013 a seis meses de detención, pero fue puesto en libertad  por demencia.
Gröning erhielt im Juli 2015 vier Jahre Haft
Oskar Gröning se sentó en el banquillo de los acusados el 23/04/2015 en la sala en Lüneburg (Baja Sajonia). Groening fue condenado a cuatro años de prisión por hallarlo cómplice de asesinato en 300 000 casos.

Reinhold Hanning wurde Mitte Juni 2016 vom Landgericht Detmold zu fünf Jahren verurteilt
El ex guardia de la SS Reinhold Hanning, de 94 años, compareció el 17/06/2016 ante el Tribunal Regional en Detmold (Nordrhein-Westfalen). El tribunal lo condenó a cinco años de prisión. La corte lo encontró cómplice del asesinato de al menos 170.000 personas-
fuente: el pajáro rojo

No hay comentarios: