(COMO) EMPEZANDO DE NUEVO

"Si la libertad significa algo será,sobre todo, el derecho a decirle a la gente aquello que no quiere oir" George Orwell

jueves, 26 de agosto de 2010

Francia sigue con su cruzada contra los gitanos

El gobierno francés procedió a una nueva tanda de expulsiones de gitanos hacia Rumania. Las deportaciones se dieron en el marco de la visita de dos ministros rumanos en París. Para hoy está prevista la salida de 283 gitanos.



Hacia el mediodía, un avión de la compañía rumana Blue Air partió del aeropuerto de Lyon-Saint Exupéry para Bucarest. Poco después, en las afueras de París, otro vuelo de la aerolínea Blue Air con destino a Bucarest partió con el resto de expulsados a bordo. Según fuentes gubernamentales, el número total de expulsados este jueves debía ser 283. Cargados de maletas y sacos de tela, los gitanos expulsados desde Roissy-Charles de Gaulle no hicieron ninguna declaración.

Tras dos primeras series de vuelos la semana pasada, el ministro francés de Inmigración e Identidad Nacional, Eric Besson, anunció ayer a la AFP una "aceleración de las expulsiones de ciudadanos búlgaros y rumanos", sin decir explícitamente que se trata de gitanos originarios de esos dos países miembros de la Unión Europea. Con los vuelos de este jueves, habrán regresado en lo que va de año a sus países de origen 8313 gitanos rumanos y búlgaros, según el ministro.

Besson calificó a la mayoría de estas repatriaciones de "regresos voluntarios", ya que cada adulto que acepta volver cobra 300 euros y los menores de edad 100 euros cada uno. Besson divulgó las cifras durante la visita a París de dos ministros rumanos, y después de que la Comisión Europea expresó tener "cierta inquietud" en cuanto a la política francesa hacia los gitanos.

Uno de los dos responsables rumanos, Valentin Mocanu, secretario de Estado encargado de la Integración de los gitanos, advirtió de los riesgos de que se derive hacia el racismo y la xenofobia.

"Mucha gente en Rumania está preocupada de que se pueda creer en la posibilidad de resolver el problema con acciones susceptibles de degenerar en racismo y xenofobia", declaró el responsable ante la prensa.

Junto con su colega Dan Valentin Fatuloiu, secretario de Estado de Orden y Seguridad Pública, Mocanu fue recibido ayer por el ministro del Interior Brice Hortefeux, Besson y el secretario francés de Asuntos Europeos Pierre Lellouche.

Tras las primeras conversaciones entre esos responsables, ambos países destacaron "la voluntad de los gobiernos rumano y francés de gestionar mejor los flujos migratorios bilaterales, y apoyar el refuerzo de políticas de integración de poblaciones desfavorecidas".

Por otro lado, 75 gitanos fueron expulsados este jueves al amanecer de un terreno que ocupaban ilegalmente en Villeneuve-d"Ascq. De ellos, 29 adultos fueron detenidos, indicó la prefectura local.

En las últimas semanas, Francia fue criticada por la ONU, la Comisión Europea, el Consejo de Europa y el Vaticano por sus medidas contra los gitanos. Los franceses están divididos en cuanto a esta política. El 48 por ciento se dice favorable a las expulsiones a Rumania de gitanos cuyos campamentos fueron desmantelados este verano, según un sondeo del instituto CSA. El 42 por ciento se opone a las expulsiones.

No hay comentarios: