(COMO) EMPEZANDO DE NUEVO

"Si la libertad significa algo será,sobre todo, el derecho a decirle a la gente aquello que no quiere oir" George Orwell

martes, 27 de diciembre de 2011

Críticas a la Ley Antiterrorista

EL JUEZ RAUL ZAFFARONI EXPLICA SUS CRITICAS A LA LEY ANTITERRORISTA Y AL GAFI

“Esta ley resulta de una extorsión”

El ministro de la Corte Suprema le apunta al GAFI por reclamar una ley que considera innecesaria. Se preocupa por las “futuras extorsiones” que podría hacer el organismo.

–Usted ha sido muy duro en sus críticas a la llamada ley antiterrorista. ¿Cree que es un error del Gobierno?

–No lo sé. Yo no tengo el panorama completo del daño que el GAFI puede hacernos. Presumo que el Gobierno, que seguramente lo puede valorar más que yo, lo habrá evaluado. Lo que sé es que la ley resulta de una extorsión de ese organismo, manejado por los intereses de quienes lavan dinero en el Hemisferio Norte. ¿O alguien cree que impide el reciclaje de medio millón de millones de dólares anuales provenientes del crimen organizado? Si el GAFI está tan preocupado por el reciclaje, ¿por qué no se ocupa de cerrar los refugios fiscales? ¿Necesitan acaso que les digamos dónde se encuentran?

–¿Qué es el GAFI?

–Es un organismo cuyo interés consiste en monitorear toda la actividad financiera de los países del sur. No tiene nada que ver con el terrorismo, ni la ley que nos extorsionaron sirve para prevenir el terrorismo, ni tampoco el lavado. Nosotros, desde siempre, por lo menos desde 1921, tenemos las más severas penas contra cualquier acto terrorista o de cooperación o instigación. Ahora resulta que el derecho penal argentino será omnipotente, los terroristas serán nuevos “Lázaro”, los resucitaremos para ponerles otra prisión perpetua. Nadie me supo decir jamás cuál es la pretendida laguna de punibilidad en materia de terrorismo, porque no la había. En cuanto al lavado, tampoco tiene relevancia, porque nuestro mercado es muy pequeño, cualquier operación grande llama la atención; aquí sólo se puede lavar alguna prenda interior y nada más. Lo que les interesa es monitorear toda nuestra actividad financiera, enterarse de todo, controlar todo. Es un organismo que sólo puede hacer “recomendaciones”, pero que se toma la atribución de calificar a los países, hacer listas negras, promover sanciones económicas. Para ello cuenta con una serie de burócratas que promueven estas leyes porque tienen que justificar sus sueldos en euros y dólares. Son sus “técnicos” o, mejor dicho, sus “escribas”.

–¿Para qué quieren controlar nuestra actividad financiera?

–Para, seguritos, conocer todos nuestros movimientos, ejercer toda clase de presiones y eventualmente para saber cómo destrozarnos mejor. No se olvide que somos la oveja negra económica, marchamos a contramano de los organismos internacionales y sus recomendaciones, somos un mal ejemplo, porque nos va bien por no hacer los deberes que ellos quieren.

–¿Lo considera un peligro cercano y grave?

–No lo sé; un peligro es, cuán cercano, no sé. Sé que como todo extorsionador vendrá por más, no se conformará con esto, es inevitable porque es la mentalidad del extorsionador y de los “yuppies”. Llegará un momento en que será necesario decirles basta, no sé si nosotros solos o en bloque, porque los otros países del sur también sufren las mismas extorsiones.

–De lo que dice se deduce que fue un error político acceder a esa exigencia.

–Insisto en que eso no me atrevo a asegurarlo, no sé si en este momento estamos en condiciones de arrostrar los daños que nos podrían causar. De cualquier modo creo que es importantísimo que tomemos conciencia de que se trata de una extorsión, en especial para sacar la cuestión del juego político y encararla como una cuestión nacional, en la que todos, Gobierno y oposición, deberían estar de acuerdo y actuar en consecuencia. No es una broma ni una nueva oportunidad para que nadie saque partido, es una amenaza común a la nación. Aquí se debe en el futuro operar con consenso de todos, no jugar con nuestra soberanía.

–¿Considera que se podría abusar de la ley para sancionar la protesta social, la crítica pública o algo parecido?

–De momento nadie jugará con esta ley, y si a alguien se le ocurriese la peregrina idea de valerse de sus defectos, para eso estamos los jueces, para ponerle los frenos que correspondan conforme a la Constitución Nacional. Si alguien quisiera filtrar alguna limitación a los derechos ciudadanos, lo pararemos en seco. Pero no es ésta la cuestión, sino ponernos a pensar todos juntos, Gobierno, oposición, técnicos, economistas, juristas, diplomáticos, qué diablos vamos a hacer con las futuras extorsiones de este organismo. Esta es una amenaza clarísima a nuestra soberanía nacional por parte de un organismo que se atribuye más poder que la ONU. Aquí tenemos que demostrar madurez, o sea, que somos una nación y no un montón de grupos en pelea constante. Está en juego el bien común de la población, no lo olvidemos. Hoy no nos invaden como a principios del siglo XIX y no resolvemos el problema tirando aceite desde los balcones, o a cañonazos desde la Iglesia de Santo Domingo, sino pensando, meditando, evaluando; el objetivo estratégico es la defensa de nuestra soberanía económica, pero la táctica la debemos decidir y actuar todos unidos.

lunes, 26 de diciembre de 2011

INDIGNATE. El libro de Sthephen Hessel

Fue publicado por el francés Sthephen Hessel, en octubre del 2010 y es el libro de cabecera de cientos de miles de jóvenes españoles que por estos días acampan en las plazas de España.
El autor de 94 años, miembro de la Resistencia Francesa interpela:

" ¡Tomad el relevo, indignaos! Los responsables políticos, económicos, intelectuales y el conjunto de la sociedad no deben renunciar, ni dejarse impresionar por la actual dictadura internacional de los mercados financieros que amenaza la paz y la democracia.Yo os deseo a todos y a cada uno de vosotros, que tengáis vuestro motivo de indignación".


Pueden cliclear y leer el libro en este sitio

http://www.nodo50.org/csca/agenda11/misc/pdf/Indignate.pdf

viernes, 23 de diciembre de 2011

NOTICIAS DEL MUNDO

Posted: 22 Dec 2011 03:00 PM PST
El nuevo ministro de Defensa español, Pedro Morenés Eulate, fue consejero y hasta hace un mes representante de la empresa Instalaza SA, fabricante de bombas de racimo, y actualmente es director ejecutivo en España de la empresa MBDA, que diseña, fabrica y vende misiles. 
Pedro Morenés Eulate
El ministro de Defensa entró a formar parte de Instalaza SA el 26 de agosto de 2005 como consejero. Estuvo en ese puesto casi dos años, hasta el 31 de mayo de 2007, fecha en la que cesó para ser nombrado representante, cargo que ostentó hasta el 20 de septiembre de este mismo año, solo un mes antes de que se celebrasen las elecciones generales.
Mientras ocupaba el cargo de representante, y según desveló el diario Cinco Días el pasado 9 de mayo, Instalaza SA decidió reclamar al Gobierno “una compensación de 40 millones de euros en concepto de daño emergente y lucro cesante después de que España decidiera prohibir las bombas de racimo”.
En diciembre de 2008 un total de 107 países, entre ellos España, ratificó un tratado internacional que prohibía el uso, desarrollo, fabricación, adquisición y almacenamiento de bombas de racimo. Un mes después, el 6 de enero de 2009, la entonces ministra de Defensa, Carme Chacón, aseguraba que el Gobierno aprobaría “en pocos días” las nuevas Reales Ordenanzas —normas de conducta para las Fuerzas Armadas— que suponían, entre otras cosas, “la exclusión del uso de ciertas armas y tácticas que repugnan a la conciencia moderna”, como las bombas de racimo.
Casi dos años después, la organización Human Rights Watch (HRW) confirmaba lo que era de esperar: España y otros países que se habían comprometido a eliminar las bombas de racimo habían destruido ya un total de 176.000 artefactos. Según EFE, España se adscribió no obstante a la excepción que permitía conservar los artefactos de racimo que no excedían las 20.000 minibombas con el fin de investigar y entrenar.
Morenés desempeña en la actualidad el cargo de director ejecutivo de la empresa de misiles MBDA, una compañía con operaciones en Reino Unido, Francia, Alemania e Italia que diseña y fabrica misiles. En 2008, MBDA registró un volumen de negocio de 2.700 millones de euros, produjo unos 3.000 misiles y consiguió una cartera de pedidos de 11.900 millones de euros. MBDA vende armamento a unos 90 ejércitos de todo el mundo.
LibreRed.net / Público
Posted: 22 Dec 2011 07:24 AM PST
Posted: 22 Dec 2011 02:29 AM PST
Más de 11,4 millones de brasileños viven en favelas actualmente (asentamientos irregulares con alto porcentaje de pobreza), lo que representa casi un 6% de la población total de ese país (más de 203 millones de personas), divulgó este miércoles el oficial Instituto de Geografía y Estadística (IBGE), de acuerdo con el censo del 2010.
El informe detalló que un total de 20 regiones metropolitanas concentran el 88,6% de los asentamientos ilegales, y casi la mitad (49,8%) residen en la región sureste del país.
En 323 municipios brasileños existen 6.329 favelas, que en su mayoría se encuentran distribuidas en los estados Sao Paulo con 2,7 millones de personas (23,2%) y Río de Janeiro con unos dos millones (19,1%), ambos ubicados en el sureste del país.
El censo relevó también que el 67,3% de las casas en las favelas posee red sanitaria, 72,5% cuenta con energía eléctrica, 88,3% integra la red de agua, y el 95,4% dispone de recolección de residuos, refirió el portal de Telesur.
De acuerdo con los datos del censo, la cifra de habitantes de las favelas se ha duplicado desde hace cinco años; pues en 2006 6,5 millones de personas convivían en asentamientos irregulares.
El IBGE explicó que las favelas usualmente ocupan las áreas menos propicias a urbanización, como laderas sin césped en Río de Janeiro, áreas de playa en Fortaleza, valles profundos en Maceió.
AVN

lunes, 19 de diciembre de 2011

LOS BANCOS CONTRA LA DEMOCRACIA

 STEPHANE HESSEL, AUTOR DE INDIGNENSE, LA BIBLIA DE LAS PROTESTAS GLOBALES

“Los bancos se pusieron contra la democracia”

A los 94 años, después de pelear en la Resistencia, sobrevivir a los campos nazis y escribir la Declaración Universal de los Derechos Humanos, publicó un librito de 32 páginas que tuvo un eco global. Su visión de la democracia y el efecto de Argentina en su pensamiento.

Por Eduardo Febbro
Desde París

La revuelta no tiene edad ni condición. A sus afables, lúcidos y combativos 94 años Stéphane Hessel encarna un momento único de la historia política humana: haber logrado desencadenar un movimiento mundial de contestación democrática y ciudadana con un libro de escasas 32 páginas, Indígnense. El libro apareció en Francia en octubre de 2010 y en marzo de 2011 se convirtió en el zócalo del movimiento español de los indignados. El casi siglo de vida de Stéphane Hessel se conectó primero con la juventud española que ocupó la Puerta del Sol y luego con los demás protagonistas de la indignación que se volvió planetaria: París, Londres, Roma, México, Bruselas, Nueva York, Washington, Tel Aviv, Nueva Delhi, San Pablo. En cada rincón del mundo y bajo diferentes denominaciones, el mensaje de Hessel encontró un eco inimaginable.
Su libro, sin embargo, no contiene ningún alegato ideológico, menos aún algún llamado a la excitación revolucionaria. Indígnense es al mismo tiempo una invitación a tomar conciencia sobre la forma calamitosa en la que estamos gobernados, una restauración noble y humanista de los valores fundamentales de la democracia, un balde de agua fría sobre la adormecida conciencia de los europeos convertidos en consumidores obedientes y una dura defensa del papel del Estado como regulador. No debe existir en la historia editorial un libro tan corto con un alcance tan extenso.
Quien vea la movilización mundial de los indignados puede pensar que Hessel escribió una suerte de panfleto revolucionario, pero nada es más ajeno a esa idea. Indígnense y los indignados se inscriben en una corriente totalmente contraria a la que se desató en las revueltas de Mayo del ’68. Aquella generación estaba contra el Estado. Al revés, el libro de Hessel y sus adeptos reclaman el retorno del Estado, de su capacidad de regular. Nada refleja mejor ese objetivo que uno de los slogans más famosos que surgieron en la Puerta del Sol: “Nosotros no somos antisistema, el sistema es antinosotros”.
En su casa de París, Hessel habla con una convicción en la que la juventud y la energía explotan en cada frase. Hessel tiene una historia personal digna de una novela y es un hombre de dos siglos. Diplomático humanista, miembro de la Resistencia contra la ocupación nazi durante la Segunda Guerra Mundial, sobreviviente de varios campos de concentración, activo protagonista de la redacción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, descendiente de la lucha contra esas dos grandes calamidades del siglo XX que fueron el fascismo y el comunismo soviético. El naciente siglo XXI hizo de él un influyente ensayista.
Cuando su libro salió en Francia, las lenguas afiladas del sistema liberal le cayeron con un aluvión de burlas: “el abuelito Hessel”, el “Papá Noel de las buenas conciencias”, decían en radio y televisión las marionetas para descalificarlo. Muchos intelectuales franceses dijeron que esa obra era un catálogo de banalidades, criticaron su aparente simplismo, su chatura filosófica, lo acusaron de idiota y de antisemita. Hasta el primer ministro francés, François Fillon, descalificó la obra diciendo que “la indignación en sí no es un modo de pensamiento”. Pero el libro siguió otro camino. Más de dos millones de ejemplares vendidos en Francia, medio millón en España, traducciones en decenas de países y difusión masiva en Internet.
El ultraliberalismo predador, la corrupción, la impunidad, la servidumbre de la clase política al sistema financiero, la anexión de la política por la tecnocracia financiera, las industrias que destruyen el planeta, la ocupación israelí de Palestina, en suma, los grandes devastadores del planeta y de las sociedades humanas encontraron en las palabras de Hessel un enemigo inesperado, un argumentario de enunciados básicos, profundamente humanista y de una eficacia inmediata. Sin otra armadura que un pasado político de socialdemócrata reformista y un libro de 32 páginas, Hessel les opuso al pensamiento liberal consumista y al consenso uno de los antídotos que más teme, es decir, la acción.
No se trata de una obra de reflexión política o filosófica sino de una radiografía de la desarticulación de los Estados, de un llamado a la acción para que el Estado y la democracia vuelvan a ser lo que fueron. El libro de Hessel se articula en torno de la acción, que es precisamente a lo que conduce la indignación: respuesta y acción contra una situación, contra el otro. Lo que Hessel califica como mon petit livre es una obra curiosa: no hay nada novedoso en ella, pero todo lo que dice es una suerte de síntesis de lo que la mayor parte del planeta piensa y siente cada mañana cuando se levanta: exasperación e indignación.
–Usted ha sido de alguna manera el hombre del año. Su libro tuvo un éxito mundial y terminó convirtiéndose en el foco del movimiento planetario de los indignados. Hubo, de hecho, dos revoluciones casi simultáneas en el mundo, una en los países árabes y la que usted desencadenó a escala planetaria.
–Nunca preví que el libro tuviera un éxito semejante. Al escribirlo, había pensado en mis compatriotas para decirles que la manera en la que están gobernados plantea interrogantes y que era preciso indignarse ante los problemas mal solucionados. Pero no esperaba que el libro se viera propulsado en más de cuarenta países en los cuatro puntos cardinales. Pero yo no me atribuyo ninguna responsabilidad en el movimiento mundial de los indignados. Fue una coincidencia que mi libro haya aparecido en el mismo momento en que la indignación se expandía por el mundo. Yo sólo llamé a la gente a reflexionar sobre lo que les parece inaceptable. Creo que la circulación tan amplia del libro se debe al hecho de que vivimos un momento muy particular de la historia de nuestras sociedades y, en particular, de esta sociedad global en la que estamos inmersos desde hace diez años. Hoy vivimos en sociedades interdependientes, interconectadas. Esto cambia la perspectiva. Los problemas a los que estamos confrontados son mundiales.
–Las reacciones que desencadenó su libro prueban que existe siempre una pureza moral intacta en la humanidad.
–Lo que permanece intacto son los valores de la democracia. Después de la Segunda Guerra Mundial resolvimos problemas fundamentales de los valores humanos. Ya sabemos cuáles son esos valores fundamentales que debemos tratar de preservar. Pero cuando esto deja de tener vigencia, cuando hay rupturas en la forma de resolver los problemas, como ocurrió luego de los atentados del 11 de septiembre, de la guerra en Afganistán y en Irak, y la crisis económica y financiera de los últimos cuatro años, tomamos conciencia de que las cosas no pueden continuar así. Debemos indignarnos y comprometernos para que la sociedad mundial adopte un nuevo curso.
–¿Quién es responsable de todo este desastre? ¿El liberalismo ultrajante, la tecnocracia, la ceguera de las elites?
–Los gobiernos, en particular los gobiernos democráticos, sufren una presión por parte de las fuerzas del mercado a la cual no supieron resistir. Esas fuerzas económicas y financieras son muy egoístas, sólo buscan el beneficio en todas las formas posibles sin tener en cuenta el impacto que esa búsqueda desenfrenada del provecho tiene en las sociedades. No les importa ni la deuda de los gobiernos, ni las ganancias escuetas de la gente. Yo le atribuyo la responsabilidad de todo esto a las fuerzas financieras. Su egoísmo y su especulación exacerbada son también responsables del deterioro de nuestro planeta. Las fuerzas que están detrás del petróleo, las fuerzas de las energías no renovables nos conducen hacia una dirección muy peligrosa. El socialismo democrático tuvo su momento de gloria después de la Segunda Guerra Mundial. Durante muchos años tuvimos lo que se llama Estados de providencia. Esto derivó en una buena fórmula para regular las relaciones entre los ciudadanos y el Estado. Pero luego nos apartamos de ese camino bajo la influencia de la ideología neoliberal. Milton Friedman y la Escuela de Chicago dijeron: “déjenle las manos libres a la economía, no dejen que el Estado intervenga”. Fue un camino equivocado y hoy nos damos cuenta de que nos encerramos en un camino sin salida. Lo que ocurrió en Grecia, Italia, Portugal y España nos prueba que no es dándole cada vez más fuerza al mercado que se llega a una solución. No. Esa tarea les corresponde a los gobiernos, son ellos quienes deben imponerles reglas a los bancos y a las fuerzas financieras para limitar la sobreexplotación de las riquezas que detentan y la acumulación de beneficios inmensos mientras los Estados se endeudan. Debemos reconocer que los bancos se pusieron en contra de la democracia. Eso no es aceptable.
–Resulta chocante comprobar la indiferencia de la clase política ante la revuelta de los indignados. Los dirigentes de París, Londres, Estados Unidos, en suma, allí donde estalló este movimiento, hicieron caso omiso ante los reclamos de los indignados.
–Sí, es cierto. Por ahora se subestimó la fuerza de esta revuelta y de esta indignación. Los dirigentes se habrán dicho: esto ya lo vimos otras veces, en Mayo del ‘68, etc., etc. Creo que los gobiernos se equivocan. Pero el hecho de que los ciudadanos protesten por la forma en que están gobernados es algo muy nuevo y esa novedad no se detendrá. Predigo que los gobiernos se verán cada vez más presionados por las protestas contra la manera en que los Estados son gobernados. Los gobiernos se empeñan en mantener intacto el sistema. Sin embargo, el cuestionamiento colectivo del funcionamiento del sistema nunca fue tan fuerte como ahora. En Europa atravesamos por un momento muy denso de cuestionamiento, tal como ocurrió antes en América latina. Yo estoy muy orgulloso por la forma en que la Argentina supo superar la gravedad de la crisis. Ello prueba que es posible actuar y que los ciudadanos son capaces de cambiar el curso de las cosas.
–De alguna manera, usted encendió la llama de una suerte de revolución democrática. Sin embargo, no llama a una revolución. ¿Cuál es entonces el camino para romper el cerco en el que vivimos? ¿Cuál es la base del renacimiento de un mundo más justo?
–Debemos transmitirles dos cosas a las nuevas generaciones: la confianza en la posibilidad de mejorar las cosas. Las nuevas generaciones no deben desalentarse. En segundo lugar, debemos hacerles tomar conciencia de todo lo que se está haciendo actualmente y que va en el buen sentido. Pienso en Brasil, por ejemplo, donde hubo muchos progresos, pienso en la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, que también hizo que las cosas progresaran mucho, pienso también en todo lo que se realiza en el campo de la economía social y solidaria en tantos y tantos países. En todo esto hay nuevas perspectivas para encarar la educación, los problemas de la desigualdad, los problemas ligados al agua. Hay gente que trabaja mucho y no debemos subestimar sus esfuerzos, incluso si lo que se consigue es poco a causa de la presión del mundo financiero. Son etapas necesarias. Creo que, cada vez más, los ciudadanos y las ciudadanas del mundo están entendiendo que su papel puede ser más decisivo a la hora de hacerles entender a los gobiernos que son responsables de la vigencia de los grandes valores que esos mismos gobiernos están dejando de lado. Hay un riesgo implícito: que los gobiernos autoritarios traten de emplear la violencia para acallar las revueltas. Pero creo que eso ya no es más posible. La forma en que los tunecinos y los egipcios se sacaron de encima a sus gobiernos autoritarios muestra dos cosas: una, que es posible; dos, que con esos gobiernos no se progresa. El progreso sólo es posible si se profundiza la democracia. En los últimos veinte años América latina progresó muchísimo gracias a la profundización de la democracia. A escala mundial, pese a las cosas que se lograron, pese a los avances que se obtuvieron con la economía social y solidaria, todo esto es demasiado lento. La indignación se justifica en eso: los esfuerzos realizados son insuficientes, los gobiernos fueron débiles y hasta los partidos políticos de la izquierda sucumbieron ante la ideología neoliberal. Por eso debemos indignarnos. Si los medios de comunicación, si los ciudadanos y las organizaciones de defensa de los derechos humanos son lo suficientemente potentes como para ejercer una presión sobre los gobiernos las cosas pueden empezar a cambiar mañana.
–¿Se puede acaso cambiar el mundo sin revoluciones violentas?
–Si miramos hacia el pasado vemos que los caminos no violentos fueron más eficaces que los violentos. El espíritu revolucionario que animó el comienzo del siglo XX, la revolución soviética, por ejemplo, condujeron al fracaso. Hombres como el checo Vaclav Havel, Nelson Mandela o Mijail Gorbachov demostraron que, sin violencia, se pueden obtener modificaciones profundas. La revolución ciudadana a la que asistimos hoy puede servir a esa causa. Reconozco que el poder mata, pero ese mismo poder se va cuando la fuerza no violenta gana. Las revoluciones árabes nos demostraron la validez de esto: no fue la violencia la que hizo caer a los regímenes de Túnez y Egipto, no, para nada. Fue la determinación no violenta de la gente.
–¿En qué momento cree usted que el mundo se desvió de su ruta y perdió su base democrática?
–El momento más grave se sitúa en los atentados del 11 de septiembre de 2001. La caída de las torres de Manhattan desencadenó una reacción del presidente norteamericano Georges W. Bush extremadamente perjudicial: la guerra en Afganistán, por ejemplo, fue un episodio en el que se cometieron horrores espantosos. Las consecuencias para la economía mundial fueron igualmente muy duras. Se gastaron sumas considerables en armas y en la guerra en vez de ponerlas a la disposición del progreso económico y social.
–Usted señala con mucha profundidad uno de los problemas que permanecen abiertos como una herida en la conciencia del mundo: el conflicto israelí-palestino.
–Este conflicto dura desde hace sesenta años y todavía no se encontró la manera de reconciliar a estos dos pueblos. Cuando se va a Palestina uno sale traumatizado por la forma en que los israelíes maltratan a sus vecinos palestinos. Palestina tiene derecho a un Estado. Pero también hay que reconocer que, año tras año, vemos cómo aumenta el grupo de países que están en contra del gobierno israelí por su incapacidad de encontrar una solución. Eso lo pudimos constatar con la cantidad de países que apoyaron al presidente palestino Mahmud Abbas, cuando pidió ante las Naciones Unidas que Palestina sea reconocido como un Estado de pleno derecho en el seno de la ONU.
–Su libro, sus entrevistas, este mismo diálogo demuestran que, pese al desastre, usted no perdió la esperanza en la aventura humana.
–No, al contrario. Creo que ante las crisis gravísimas por la que se atraviesa, de pronto el ser humano se despierta. Eso ocurrió muchas veces a lo largo de los siglos y deseo que vuelva a ocurrir ahora.
–“Indignación” es hoy una palabra clave. Cuando usted escribió el libro, fue esa palabra la que lo guió.
–La palabra indignación surgió como una definición de lo que se puede esperar de la gente cuando abre los ojos y ve lo inaceptable. Se puede adormecer a un ser humano, pero no matarlo. En nosotros hay una capacidad de generosidad, de acción positiva y constructiva que puede despertarse cuando asistimos a la violación de los valores. La palabra “dignidad” figura dentro de la palabra “indignidad”. La dignidad humana se despierta cuando se la acorrala. El liberalismo trató de anestesiar esas dos capacidades humanas, la dignidad y la indignación, pero no lo consiguió.
efebbro@pagina12.com.ar

viernes, 16 de diciembre de 2011

Leyes antiterroristas en Argentina

En 2005 y 2007 Argentina votó tres leyes antiterroristas
Por pedido de Washington, sale la cuarta ley antiterrorista

La Arena

Con un apuro digno de mejor causa, está previsto que el Congreso apruebe la llamada “ley antiterrorista”. Como las tres anteriores, fue fogoneada por Estados Unidos y el GAFI. ¿Recompensa? Mantener asiento en el G-20.

El ex presidente Néstor Kirchner tuvo grandes aciertos políticos nacionales e internacionales, caso de los derechos humanos y la sepultura del proyecto ALCA en Mar del Plata, respectivamente. Pero la visión de la historia debe ser multilateral. Bajo su gobierno la Argentina aprobó tres leyes antiterroristas urgidas por la presión norteamericana, que a su vez había logrado poner bajo su dirección a las potencias europeas. Los atentados terroristas del 11 de setiembre de 2001 fueron el marco propicio para que el imperio lanzara guerras en Asia, además de amputar derechos democráticos dentro y fuera de casa. La Patriot Act fue un caso de puertas adentro, para fascistizar un modelo de por sí poco democrático. Y las leyes antiterroristas fomentadas en el mundo fueron parte de esa campaña internacional para sacrificar libertades en un altar mentiroso.
En marzo de 2005 se aprobaron dos leyes de ese cuño y en junio de 2007 hubo otra. Esta columna criticó: “Esta es la tercera ley del mismo palo aprobada por la administración K. Las otras dos, con el mismo origen bushista, se aprobaron en marzo de 2005. Una habilitaba la aplicación en nuestro país de la Convención Interamericana contra el Terrorismo, hecha suya por la OEA en Bridgetown, Barbados, el 3 de junio de 2002. La segunda convalidaba el Convenio Internacional para la Represión de la Financiación del Terrorismo, votado por la ONU el 9 de diciembre de 1999”. (“La administración Bush da sus felicitaciones pero pide otras leyes y concesiones”, LA ARENA, 21/06/2007).
Allí se advertía que la tercera ley antiterrorista no agotaría la presión estadounidense. Lamentablemente fue cierto, porque hoy la Cámara de Diputados va a debatir una cuarta. Cambió el presidente estadounidense pero sigue la misma política y el Grupo de Acción Financiera Internacional sigue fogoneando leyes de ese perfil.
Lo primero que surge es que el imperio fuerza ese tipo de legislaciones y la administración kirchnerista lo acepta, con algunas demoras pero acepta. La última vez, en 2007, el GAFI había emplazado a aprobarla antes del 23 de junio, cuando hacía una reunión en París. Y sobre el filo del ultimátum, el 13 de junio, los diputados alzaron sus manos. Ahora volverían a hacerlo.
Ese núcleo financiero mundial no alcanza a definir qué es el terrorismo. No son dificultades de interpretación ni semánticas. Es un problema político: para muchos en el mundo, el principal terrorista es el estado norteamericano. “Bush, fascista, vos sos el terrorista” se le cantaba al texano por lo de Irak y Afganistán. Barack Obama hizo méritos para oír el mismo canto, por continuar allí y por bombardear Libia. Por eso el GAFI no define qué es terrorismo.

In crescendo
La ley Nº 26.268 promulgada el 4 de julio de 2007 (justo en el “Día de la Independencia” del patrocinante) incorporó al Código Penal el capítulo VI sobre “asociaciones ilícitas terroristas y financiamiento del terrorismo”. El artículo 213 ter estableció: “se impondrá reclusión o prisión de CINCO (5) a VEINTE (20) años al que tomare parte de una asociación ilícita cuyo propósito sea, mediante la comisión de delitos, aterrorizar a la población u obligar a un gobierno o a una organización internacional a realizar un acto o abstenerse de hacerlo”. Entre los rasgos de esa agrupación, enumeraba: “Tener un plan de acción destinado a la propagación del odio étnico, religioso o político”. Y el articulo 213 quáter fulminaba con “reclusión o prisión de 5 a 15 años al que recolectare o proveyese bienes o dinero, con conocimiento que serán utilizados para financiar a una asociación ilícita terrorista”.
Muchos organismos de derechos humanos, como el Centro de Estudios Legales y Sociales, que defiende lo actuado por el gobierno en materia de derechos humanos –y quizás por eso mismo- cuestionaron esa reforma penal.
Otras entidades políticas y movimientos de desocupados criticaron que se dejaba la hendija abierta para criminalizar sus protestas. En efecto, si se iba a penar como delito terrorista el “aterrorizar a la población”, bien podía imputarse a quienes con sus caras tapadas y gomas prendidas en una esquina, con algún palo en la mano, “infundieran temor” en los transeúntes, bajo el peso mediático y de Mauricio Macri, que presentaba esas acciones como “violentas”.
Las prevenciones contra esa demonización de los conflictos sociales no eran superfluas. Varios militantes del Movimiento Teresa Rodríguez, entre ellas su dirigente Roberto Martino, fueron procesados y detenidos por realizar un acto de repudio al Estado de Israel que masacraba palestinos. ¿No había metido la cola ese aspecto de la normativa, la que pena la propagación del “odio étnico, religioso y político”? Los argumentos de la fiscalía tenían ese sustento porque acusó a Martino y sus compañeros de ser “violentos y antisemitas”.
Entre quienes votaron por la afirmativa de la ley hubo diputados con posiciones progresistas y democráticas, como Juliana Di Tullio, Diana Conti, Vilma Ibarra, Gerónimo Vargas Aignasse, etc. Miguel Bonasso se animó a votar por la negativa. Remo Carlotto y Carlos Kunkel se ausentaron de la votación, quizás para no tener que oprimir el botón del Sí. Como sea, 101 contra 35, la idea de la Casa Blanca se patentó ley argentina.

Grupo A y el gobierno
Pese a contar con tres leyes antiterroristas, el imperio y el GAFI no se dieron por satisfechos. En 2010, en el marco de las fricciones políticas y económicas con el gobierno de Cristina Fernández por su negativa a que el FMI tuviera injerencia en la negociación con el Club de París, Obama volvió a presionar a Buenos Aires. El argumento fue que el sistema financiero argentino presentaba grietas susceptibles de ser aprovechadas por organizaciones terroristas.
No había tal riesgo. En 2011 el mayor peligro del sistema financiero local era servir de pantalla para girar al exterior millones de dólares, disimulados como remesas de dividendos y utilidades. Ese fue el drama, que redondeó hasta setiembre de este año la increíble suma de 18.351 millones de dólares.
La oposición derechosa vio en el lobby norteamericano una oportunidad para colarse. Y el 31 de julio de 2010 presentó -por medio de legisladores peronistas federales, radicales, CC y macristas-, un proyecto propio de ley antiterrorista obediente del GAFI. Había que ser un país serio. Había que insertarse en el mundo. Había que portarse bien, para recibir créditos e inversiones extranjeras.
Ese libreto opositor no prosperó, pero esas bancadas pueden decir que son la madre de la criatura, porque el 14 de octubre último, a una semana de las presidenciales, el oficialismo presentó su cuarta ley antiterrorista, peor que la de sus detractores y la de 2007. Es peor porque califica como delito de terrorismo aún sin que su autor tuviera pertenencia a una organización tipificada como tal.
Es muy grave que la iniciativa duplique la pena a cualquier delito previsto en el Código Penal si tuviera por fin infundir terror en la población u obligar a un gobierno a tomar medidas o abstenerse de adoptar determinada decisión. El GAFI plantea lo mismo, pero en un conflicto armado, mientras que el borrador argentino mantiene esa redacción aún sin guerra. Es más papista que el papa.
La futura ley dejaría a salvo los hechos de protesta social y emanados del ejercicio del derecho constitucional. Sin embargo, Verbitsky advirtió en tono crítico: “a esta confusión, incompatible con los requisitos primordiales del derecho penal, se suman ahora los conceptos abiertos e imprecisos del proyecto, que permitirían utilizar el agravante de terrorismo a la resistencia a desalojos, cortes de vías de circulación o meros actos de protesta en el espacio público. La pena prevista para una usurpación pasaría a ser de 1 a 6 años si se considera que tiene finalidad terrorista, con el riesgo de la prisión efectiva”.
HV pidió en su columna dominical (Página/12, 11/12), que el asunto no se trate en extraordinarias, para debatirlo mejor y recibir todas las opiniones. Por lo visto la presión imperial fue más efectiva. El PEN admitía en sus considerandos que “es preciso adecuar la normativa nacional a las transformaciones registradas a nivel global y a los más elevados estándares internacionales”.
Es poco recomendable un periodismo auto referencial. Pero después de haber citado a otros colegas, se puede recordar cómo terminaba la nota de este cronista, cuatro años atrás: “El Departamento de Estado expresó sus plácemes por la tercera ley pero ya quiere una cuarta, sobre tráfico de personas. Después vendrá la quinta y luego la sexta”. Tal cual. Conservar la silla en el G-20 tiene sus obligaciones…

Fuente: http://www.laarena.com.ar/opinion-por_pedido_de_washington__sale_la_cuarta_ley_antiterrorista-68625-111.html

lunes, 12 de diciembre de 2011

La transición española

El pasado 20 de noviembre se cumplía el 31º aniversario de la muerte de Franco. No faltaron en los medios las celebraciones por el actual sistema democrático en contraste con la dictadura anterior. Sin embargo, frente al discurso dominante, cada vez son más las investigaciones que hacen hincapié en los aspectos más silenciados del cambio de régimen. 
Alfredo Grimaldos
Alfredo Grimaldos ha investigado el papel de la CIA en este proceso: desde las simpatías con Franco a la relación con el PSOE, pasando por su apoyo al 23-F. Y habla sobre la inmunidad que aún posee la agencia, como revelaron los más de 100 vuelos ilegales en territorio español.
Con su último libro, La CIA en España, Grimaldos incide en el papel que tuvieron los servicios secretos estadounidenses para desactivar la posibilidad de un cambio social profundo tras la muerte de Franco. Según apunta, la agencia ha marcado en buena medida los acontecimientos políticos recientes. Además, su presencia se mantiene. El control apenas existe sobre las bases estadounidenses en la península. Y no por casualidad, en septiembre de este mismo año la Unión Europea reprobaba al Gobierno español sus obstáculos a la investigación de los vuelos ilegales de la CIA en aeropuertos españoles.
¿Qué papel real tuvo la CIA durante la Transición?
Antes había presencia de la CIA, pero todo esto comienza en los años ‘70. Cuando Nixon se ve con Franco, se encuentra a una persona muy deteriorada, que incluso se queda dormido mientras le hablan. Entonces Nixon se preocupa: “¿Qué va a pasar cuando éste muera?”, se pregunta. Hay que tener en cuenta que en ese momento, en medio de la Guerra Fría, España es una plaza estratégica muy importante y Franco es un aliado contra el comunismo. Por eso los americanos ven necesario tutelar el proceso. Y más aún tras la Revolución de los Claveles en Portugal.
¿Qué pasos comienzan a darse?
Yo digo que la Transición española se diseña en la sede central de la CIA. Los americanos tutelan todo el proceso. Toman contacto con todos los sectores: con los servicios de información, con los altos mandos del Ejército e incluso, y esto está acreditado, con Carrillo. Y después de hablar con él se tranquilizan, les dice que está por el cambio pacífico, que no va a pasar nada grave.
Uno de los aspectos que más se intenta entonces es reorientar a la oposición.
Aquí es clave sobre todo la refundación del Partido Socialista Obrero Español (PSOE). El Partido Socialista histórico ya no representaba a nadie, no contaba con peso sobre lo que se estaba cociendo aquí, ni en la lucha antifranquista cotidiana. Tenía mucho más protagonismo el comunismo tradicional, el Partido Comunista Español (PCE), y movimientos anarquistas por otro lado. En el Congreso de Suresnes, en 1974, lo que hacen es reinventarse un partido aprovechando unas siglas históricas. El PSOE del que hacen secretario general a Felipe González es un PSOE inventado. El dinero y la cobertura política lo pone fundamentalmente el partido socialdemócrata alemán, que canaliza también dinero de la CIA. Los mismos miembros del Servicio de Inteligencia español, el SECED, toman contacto con el PSOE. E incluso escoltan hasta Suresnes a Felipe González, le dan la documentación y le llevan. Estamos hablando del SECED, el servicio de Carrero Blanco. Y el militar José Faura, que acompañó a González, pasa a ser jefe del Estado Mayor del Ejército en el ‘94, con González ya en el poder.
¿En qué medida sucede algo similar con el Partido Comunista?
Bueno, hay que tener en cuenta que Carrillo es un personaje algo turbio. En 1977 es el primer líder comunista que visita EE UU, que es recibido allí en loor de multitudes y es nombrado doctor Honoris Causa. Lo que hace Carrillo es aceptar la Transición impuesta desde arriba, el rey como heredero de Franco y contribuye decisivamente a acabar con quienes peleaban por la ruptura democrática. En 1977, cuando los legalizan, asumen la bandera monárquica y a partir de ese momento la consigna es reprimir la bandera republicana. Conservo todavía una bandera republicana rota por varios trozos por los servicios de seguridad del PCE.
¿Qué peso tuvo la CIA en episodios concretos, como el 23-F?
Está claro que la CIA lo sabía. En 1981 se encontraba aquí. El ejemplo lo tienes en el edificio donde estaba ubicado el departamento de contrainteligencia y el alto Estado Mayor de Inteligencia: el alquiler lo pagaba la CIA. Los agentes españoles por la mañana trabajaban para la patria y por la tarde para la CIA. Y la CIA está al tanto de todo lo que pasa. El comandante José Luis Cortina, la persona que coordinaba la operación, era un hombre muy vinculado a los servicios norteamericanos. Las dos últimas visitas que hace antes de que Tejero entre al Congreso es al nuncio del Vaticano, Monseñor Antonio Inocenti; y al embajador de EE UU en Madrid, Tenence Todman. Como siempre, el Imperio y la Iglesia santifican el golpe. Ese día, desde primeras horas de la mañana, un contingente de la VI flota norteamericana se encuentra de operaciones cerca de la costa de Valencia. Cuando todavía no está resuelto el golpe y parece que puede ir adelante, hacen gracia las declaraciones del secretario de Estado norteamericano, Alexander Haig, cuando asegura que ‘el asalto al Congreso de los Diputados es un asunto interno de los españoles’.
¿La CIA era consciente de que el golpe iba a fallar?
Bueno, hay que tener en cuenta que el 23-F es un golpe muy extraño. El golpe lo apoyan. La CIA tenía contactos con los golpistas y conocía el estado de opinión de los cuarteles. Pero otros sectores también están pendientes de si el golpe funciona o no. Aquí hay una actitud muy ambigua por parte de la Casa Real. A últimas horas de la noche, cuando se ve que el golpe no tira para adelante, alguien dice haber encontrado un telegrama dirigido al capitán general Jaime Milans del Bosch, uno de los promotores del golpe. En él se lee: ‘Jaime, a partir de este momento vas contra la Corona’. Que es como decir: ‘Jaime, ahora no damos el golpe, sino que salvamos a España de vosotros’.
Y el rey sale muy fortalecido después de ese día.
El rey sigue donde está no por su actuación. Hay una gran cantidad de libros que dejan al rey muy en entredicho. ¿Por qué sigue? Por el control absolutamente férreo que existe de los medios de comunicación. Si los medios se pasasen un puente, cuatro o cinco días, publicando todas las actuaciones del rey el 23-F y todas sus chorizadas, cuando llegase el lunes la Monarquía se habría acabado. El ‘juancarlismo’ se alimenta de la ignorancia, del mito y la desinformación.
¿Qué presencia mantiene todavía la agencia?
Yo he investigado sobre todo hasta principios de los ‘80. Analizo el primer gran ciclo. Ese ciclo termina una vez que muere Franco y cuando ven que han amarrado bien la Transición. A su sucesor le dan el visto bueno. Juan Carlos I es el candidato de la CIA. Viaja varias veces a EE UU antes de llegar al trono y su primer viaje internacional también es a EE UU. Y finalmente llega el Gobierno socialista, que ellos mismos han reinventado; es el que se encarga de meter a España en la OTAN. Con eso se cierra ese ciclo. Ahora es diferente, pero por lo que se ve siguen haciendo lo que quieren. Las bases nadie las controla. Y suponen una plataforma de agresión contra Oriente Medio. Con el asunto de los vuelos de la CIA se hizo una lista de los todos los que participaron en el vuelo; pues bien, resulta que tenían todos cobertura diplomática. Por mucho que diga Zapatero, aquí no hay voluntad política para esclarecer lo que ha pasado. Siguen haciendo lo que les viene en gana.
Miguel Ángel Lucas / Diagonal

domingo, 11 de diciembre de 2011

CUMBRE DEL CLIMA

Cumbre del clima en Durban
Marchando hacia el precipicio



Una tarea de la Convención Marco sobre Cambio Climático de Naciones Unidas, que en la actualidad está teniendo lugar en Durban, Sudáfrica, es extender las decisiones políticas previas, limitadas en alcance y solamente parcialmente aplicadas. Estas decisiones se remontan a la Convención de 1992 de la ONU y al Protocolo de Kyoto de 1997, al que Estados Unidos rehusó unirse. El primer periodo de compromiso del Protocolo de Kyoto termina en 2012. El ambiente más o menos general anterior a la conferencia fue capturado por The New York Times en un titular: Asuntos urgentes, pero bajas expectativas
Conforme los delegados se reúnen en Durban, un informe sobre un nuevo resumen actualizado de sondeos realizados por el Consejo de Relaciones Exteriores y el Programa sobre Actitudes Políticas Internacionales (PIPA, por sus siglas en inglés) revela el público de todo el mundo y de Estados Unidos dice que sus gobiernos deben dar a una prioridad más alta al calentamiento global y apoyan vigorosamente acciones multilaterales para atenderlo.
La mayoría de los ciudadanos estadunidenses está de acuerdo, aunque el PIPA aclara que el porcentaje “ha estado declinando durante los últimos años, de forma que la preocupación de Estados Unidos es significativamente más baja que el promedio mundial —79 por ciento, en comparación con 84 por ciento-”.
Los estadunidenses no perciben que hay un consenso científico acerca de la necesidad de acción urgente sobre el cambio climático... Una gran mayoría piensa que se verá afectada personalmente eventualmente por el cambio climático, pero sólo una minoría cree que está siendo afectada ahora, contrariamente a la opinión de la mayoría de los demás países. Los estadunidenses tienden a subestimar el nivel de preocupación de otros estadunidenses.
Estas actitudes no son accidentales. En 2009 las industrias de energía, apoyadas por el cabildeo corporativo, lanzaron varias grandes campañas que arrojan dudas sobre el casi unánime consenso científico sobre la severidad de la amenaza de calentamiento global inducido por los seres humanos.
El consenso solo es casi unánime porque no incluye a los muchos expertos convencidos de que las advertencias acerca del calentamiento global no son suficientemente fuertes, y por el grupo marginal que niega por completo la validez de la amenaza.
La cobertura habitual de este problema, dijo, se basa en lo que se llama mantener un balance: la abrumadora mayoría de los científicos en un lado, y los negadores en el otro. Los científicos que emiten las advertencias más sombrías son ignorados en su mayor parte.
Un efecto de esto es que escasamente una tercera parte de la población de EEUU cree que existe un consenso científico sobre la amenaza del calentamiento global, mucho menos que el promedio mundial, y radicalmente inconsistente con los hechos.
No es un secreto que el gobierno estadunidense está arrastrando los pies en cuanto a asuntos climáticos. Los públicos de todo el mundo han criticado en gran parte la forma en que Estados Unidos está manejando el problema del cambio climático, según el PIPA. En general, Estados Unidos se percibe ampliamente como el país que ha tenido el efecto más negativo sobre el ambiente del mundo, seguido por China. Alemania ha recibido las mejores calificaciones.
A veces es útil, para tener una perspectiva de lo que está ocurriendo en el mundo, adoptar la posición de observadores extraterrestres inteligentes que contemplan las extrañas ocurrencias en la Tierra. Observarían, asombrados, que el país más rico y poderoso en la historia del planeta ahora encabeza a los lemmings en su alegre avance hacia el precipicio.
El mes pasado, la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), formada en 1974 a instancias del secretario estadunidense de Estado Henry Kissinger, emitió su informe más reciente sobre el acelerado incremento de las emisiones de carbono provenientes del uso de combustible fósil.
LA AIEA calculó que si el mundo sigue avanzando por su ruta actual, el presupuesto de carbono se habrá agotado para 2017. El presupuesto es la cantidad de emisiones que puede mantener el calentamiento global en un nivel de 2 grados Celsius, considerado el límite de seguridad.
El economista en jefe de la AIEA, Fatih Birol, dijo: La puerta se está cerrando... Si no cambiamos la dirección ahora en cuanto a cómo usamos la energía, terminaremos más allá de lo que los científicos nos han dicho que es el mínimo (de seguridad). La puerta se habrá cerrado para siempre.
También el mes pasado, el Departamento de Energía estadunidense informó acerca de las cifras de emisiones para 2010. Las emisiones aumentaron en la mayor cantidad registrada hasta ahora, citó la Associated Press, lo que significa que los niveles de gases de invernadero son más elevados que el peor de los escenarios posibles anticipados por el Panel Internacional sobre Cambio Climático en 2007.
John Reilly, codirector del Programa sobre Cambio Climático del Instituto de Tecnología (IPCC, por sus siglas en inglés) de Massachusetts, dijo a la Ap que los científicos han considerado, en general, que las predicciones del IPCC pecan de conservadoras –a diferencia del pequeño grupo que negadores que atraen la atención pública-. Reilly informó de que el escenario del peor de los casos estaba aproximadamente a la mitad de los cálculos de posibles resultados dados a conocer por científicos del MIT.
A medida que estos ominosos informes se daban a conocer, el diario Financial Times dedicó una plana entera a las optimistas expectativas de que Estados Unidos podría llegar a ser independiente en cuanto a energía durante un siglo con la nueva tecnología para la extracción de combustibles fósiles estadounidenses.
Aunque las proyecciones son inciertas, informa el Financial Times, Estados Unidos podría pasar de un salto sobre Arabia Saudí y Rusia para convertirse en el mayor productor del mundo de hidrocarburos líquidos, contando tanto el petróleo crudo como los líquidos ligeros de gas natural.
De ocurrir este feliz suceso, Estados Unidos podría conservar su hegemonía mundial. Más allá de algunos comentarios sobre el impacto ecológico a escala local, el Financial Times nada dijo acerca de qué tipo de mundo emergería de esas emocionantes perspectivas. La energía es para quemarse, y que se lleve el diablo al ambiente global.
Prácticamente todos los gobiernos están dando al menos pasos vacilantes para hacer algo acerca de la catástrofe que se avecina. Estados Unidos está la cabeza en esto –al revés-. La Cámara de Representantes de Estados Unidos, dominada por los republicanos, ahora está desmantelando las medidas ambientales introducidas por Richard Nixon, que en muchos aspectos fue el último presidente liberal.
Este comportamiento reaccionario es una de muchas señales de la crisis de la democracia estadunidense durante la generación pasada. La brecha entre la opinión pública y la política pública ha crecido hasta convertirse en un abismo en asuntos centrales del debate político actual, como el del déficit y los empleos. Sin embargo, gracias a la ofensiva propagandística, la brecha es menos de lo que debería en el asunto más serio de la agenda internacional hoy en día, y posiblemente en la historia.
Se puede perdonar a los hipotéticos observadores extraterrestres si llegan a la conclusión de que al parecer estamos infectados por algún tipo de locura letal.
(El libro más reciente de Noam Chomsky es 9-11:Was there an Alternative?)
*Chomsky es profesor emérito de Lingüística y Filosofía en el Instituto Tecnológico de Massachusetts.
Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2011/12/10/opinion/022a1mun
rCR

sábado, 10 de diciembre de 2011

10 de diciembre: ¿Día de los Derechos Humanos?

10 de diciembre: ¿Día de los Derechos Humanos?



Con el hecho de dedicar un día del año a los derechos humanos no se trata de hacer una plegaria o apología de dichos derechos como se hace con los santos de la iglesia católica u otras iglesias o confesiones, incluidas las no religiosas. Desde posiciones de izquierdas hay quienes -no todos- consideran que no hay nada que celebrar con respecto a los derechos humanos, dado que son ampliamente desconocidos e incumplidos a lo largo y ancho de este mundo. Ahora bien, si esto es así, deben tenerse en cuenta varias cosas. Entre las principales, se encuentra la que se refiere a que no debemos conformarnos con análisis simplistas y absolutistas que concluyen sin más que en tal o cual país se cumplen o incumplen los derechos humanos. Más certero es tomar una actitud más relativista a la hora de examinar una determinada realidad o situación y llevar a cabo, por ejemplo, estudios comparativos de manera que podamos afirmar que en tal país se cumplen los derechos humanos en mayor medida que en tal otro, e incluso en qué medida. Asimismo, tratar de precisar en qué medida tal o cual derecho humano, en particular, es más o menos cumplido o incumplido.

Este tipo de tareas nos sería también de suma utilidad a la hora de evaluar la calidad democráctica de un país que se presume o autoproclama "democrático", o "Estado de Derecho", en sus leyes fundamentales. Para ello, insisto, de poco nos sirven las grandes y retóricas afirmaciones o negaciones simplistas y absolutistas. Para poder evaluar y medir hasta qué punto este tipo de afirmaciones se ajustan a la realidad o no, los derechos humanos constituyen parámetros claves, así como la forma de mesurar su grado de efectividad. Ello requiere todo un trabajo teórico y práctico nada desdeñable, a ser posible, alejado de la retórica y de las presiones "políticas", y de otro tipo más inconfesable, por parte de los partidos y de los gobiernos que todos conocemos, así como de los "lobbies" a quienes obedecen.

Asimismo, una adecuada definición de los derechos humanos y la mayor precisión posible a la hora de medir su grado de cumplimiento o efectividad debe servirnos también para evaluar no sólo a los Estados, sino también a todo tipo de instituciones públicas y privadas, como las empresas, en particular las grandes empresas y bancos transnacionales. En este sentido, dichos derechos, tomados en serio, también nos aportarían una información muy valiosa y útil para clarificar en qué medida el régimen económico bajo el que vivimos, denominado "libre mercado" o "capitalismo", así como sus secuelas y derivados coloniales e imperiales, es compatible o no, contradictorio o no, antagónico o no, con la democracia, el Estado de Derecho y los propios derechos humanos, al margen de los discursos retóricos para las galerías electorales y el autoensalzamiento narcisista de muchos de los que se consideran "democrátas".

La memoria histórica a este respecto también nos puede ayudar mucho en dicha clarificación, pues por ejemplo no son muchos los que desean recordar -y de hecho lo ignoran- que este régimen económico bajo el que vivimos, y al que sin escrúpulos sus defensores prefieren denominarlo "democracia", en sus orígenes utilizó masivamente la esclavitud (EE.UU. es un caso claro al respecto) para consolidarse e imponerse al resto del mundo. Por no hablar del saqueo y expolio de continentes enteros, desde el "descubrimiento" de América hasta Asia y África, cuyo expolio ha consistido incluso en la deportación masiva de sus habitantes para convertirlos en esclavos, por parte de las élites euroatlánticas. Mientras tanto, en los propios países colonizadores, las condiciones de vida de los campesinos expropiados y de los obreros asalariados hacinados en las fábricas industriales y en los suburbios adyacentes de ciudades totalmente insalubres y pestilentes, como por ejemplo el Londres de la revolución industrial, ha llenado muchas páginas de la literatura moderna. Y esto no es cosa del pasado, pues en muchos países del Tercer Mundo, sometidos al neocolonialismo económico actual que se esconde bajo el eufemismo "globalización", las condiciones de vida y de trabajo de sus obreros y campesinos es comparable a la de los europeos de aquellas épocas. Así pues, conviene no escatimar esfuerzos para un máximo desarrollo analítico y práctico a fin de definir y delimitar qué son los derechos humanos y cuáles, es decir; su concepto y alcance.

Los primeros derechos humanos reconocidos históricamente se remontan a la tolerancia religiosa para tratar de acabar con los conflictos y sangrientas guerras por motivos religiosos en la Europa renacentista, por no mencionar la Carta Magna que se remonta a la Inglaterra del siglo XIII. Pero dichos derechos no se reducen a libertades como la de cultos, la de pensamiento, la de expresión o al derecho a no ser arrestado arbitrariamente y a un debido proceso en caso de imputación de algún delito, tal y como pretenden las ideologías liberales. Es más, hoy en día los derechos humanos más relevantes son los que se refieren a la erradicación de la pobreza, es decir, al derecho de todo ser humano a disponer de los bienes y recursos suficientes para una vida digna, como por ejemplo el derecho a la alimentación, al agua potable, a la vivienda, a la educación, a la salud, entre otros, es decir, los denominados derechos sociales. Todos ellos son difícilmente realizables bajo el régimen económico actual, sin embargo nos proporcionan los parámetros básicos para diseñar y hacer realidad modelos de sociedad más dignos para todos y donde la desigualdad no sea la tónica dominante. La libertad sin igualdad es mera quimera para la mayoría de la población. La libertad con igualdad no se reduce a una utopía, sino que es perfectamente realizable y eso es lo que las fuerzas hegemónicas de este mundo pretenden ocultar a toda costa.

En fin, el 10 de diciembre es el día consagrado a los derechos humanos por las Naciones Unidas por el hecho de que en dicha fecha del año 1948 la Asamblea General de dicho organismo adoptó la Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH). Desde entonces, dicha Declaración constituye una referencia clave para el trabajo teórico y práctico en torno a la temática de los derechos humanos. Posteriormente, tomando como base dicha Declaración, y en plena "guerra fría" entre los dos bloques políticos y militares dominantes en la época (EE.UU y sus aliados de la OTAN, por un lado, frente a la URSS y los suyos, por el otro), los países del Tercer Mundo fueron logrando la mayoría en la citada Asamblea General a medida que fueron descolonizándose y convirtiéndose en Estados soberanos, al menos formalmente, lo que permitió que los órganos dependientes de dicha Asamblea desarrollaran una teoría y una práctica acerca de los derechos humanos con cierta independencia con respecto a los puntos de vista dominantes en ambos bloques.

Este hecho es particularmente relevante, pues dichos órganos manifiestan puntos de vista y actitudes muy distantes de la imagen que suele ofrecer el Consejo de Seguridad, donde cinco Estados fundadores de las Naciones Unidas (EE.UU., Rusia -exURSS-, China, Inglaterra y Francia) disponen del nefasto derecho de veto, con el que no dudan en anteponer sus intereses particulares a los de la comunidad internacional, valiéndose para ello de su gran potencial militar y nuclear si es preciso. Este es el mundo que nos ha tocado vivir, donde las fuerzas hegemónicas escamotean los derechos humanos tanto en su investigación teórica como en su realización práctica. Tomarse en serio los derechos humanos implica luchar contra esta realidad y demostrar en la teoría y en la práctica que puede -y debe- ser de otra manera. Guillermo García es Doctor en Derecho , especialista en desarrollo y derechos humanos, autor de Sobre  la  universalidad  de  los  derechos  humanos, "Diagonal" nº 95, febrero de 2009. Enlace: http://www.diagonalperiodico.net/Sobre-la-universalidad-de-los.html.
Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.
rCR

NOTICIAS DEL MUNDO

Las fuerzas armadas sionistas confirmaron el ataque, al que calificaron como “directo” contra zonas del centro y norte de Gaza. En acción represiva, los uniformados israelíes también ingresaron por la fuerza a mezquitas, lo que desató la indignación de la gente, que se enfrentó con los soldados.
En una nueva muestra de acciones represivas, el Ejército de Israel asesinó este jueves a dos palestinos en la franja de Gaza, mientras que las tropas hebreas arrasaron aldeas de Cisjordania, y arrestaron a nueve personas.
Los dos pobladores muertos en Gaza fueron víctimas de un bombardeo aéreo israelí contra un estacionamiento de autos, en el centro de la ciudad, reseñó Prensa Latina.
Los fallecidos son Issam Subhi Al-Batsh, afiliado a las brigadas Mártires de Al-Aqsa, ala militar del movimiento Al-Fatah, y Subhi Alaa Al-Batsh, miembro de las brigadas Al-Qassam, brazo armado del Movimiento de Resistencia Islámica Hamas, que gobierna en la franja.
Las fuerzas armadas sionistas confirmaron el ataque, al que calificaron como “directo” contra zonas del centro y norte de Gaza.
Agregaron que unidades de infantería realizaron una redada en las aldeas de Deir Ghassana y Beit Rima, en Cisjordania, donde participaron unos 300 soldados que ingresaron en vehículos militares y buldozers.
En acción represiva, los uniformados israelíes también ingresaron por la fuerza a mezquitas, lo que desató la indignación de la gente, que se enfrentó con los soldados.
Los pobladores de Deir Ghassana sufren además el asedio de colonos judíos, que se quieren instalar en sus tierras y tienen el apoyo del gobierno hebreo.
Los habitantes de la zona denunciaron que los colonos amenazaron con quemar la mezquita de la aldea y que ayer lanzaron un neumático en llamas hacia el interior del recinto religioso del poblado de Bruqin.
Debido a esto, jóvenes palestinos les lanzaron piedras, pero fueron reprimidos con gases lacrimógenos y armas de fuego por las tropas sionistas.
A su vez, el Ejército israelí invadió en la madrugada la aldea de Arura, en el norte de Ramalah.
El lunes pasado, la Autoridad Nacional Palestina (ANP), exigió a Israel detener la colonización de tierras en Cisjordania como requisito para aceptar el llamado estadounidense al diálogo directo entre ambas partes.
Pese a este llamado, el mismo día el Ejército israelí comenzó maniobras militares en el valle del Jordán y dispararon artillería pesada contra campos de pastoreo que se incendiaron.
Los ataques y bombardeos de Tel Aviv contra Palestina son constantes y se cobran anualmente cientos de víctimas, aunque exista un rechazo internacional a estas acciones.
VTV / PL

Unas 2.000 personas se manifestaron este jueves en la ciudad de Islamabad, capital de Pakistán, contra Estados Unidos por el ataque perpetrado por la OTAN, que acabó con la vida de una veintena de soldados en noviembre pasado.
Agencias de noticias reseñaron que “los manifestantes, que partieron de la Torre Saudí-Pakistaní y marcharon hasta los aledaños del Parlamento, entonaron eslóganes contra Estados Unidos y a favor del Ejército pakistaní”.
De acuerdo con la policía local la cifra de manifestantes se elevó a un máximo de dos mil manifestantes. Sin embargo, los organizadores afirmaron que en la convocatoria participaron más de tres mil.
Uno de los organizadores, el líder sindical Chaudhry Yasin Malik, indicó que “América tiene que abandonar todas sus bases (aéreas) en Pakistán”.
Según los organizadores, la convocatoria pretendía agrupar cien sindicatos o asociaciones y llegar hasta la embajada de EEUU; sin embargo, esto fue visto como “improbable”, debido a la protección de la sede diplomática.
En tal sentido, el Gobierno decidió reforzar la seguridad en la capital y en torno a la legación diplomática.
Esta protesta se lleva a cabo tras la muerte de 26 soldados de las Fuerzas Armadas pakistaníes cerca de la frontera con Afganistán.
Las autoridades acusaron a la OTAN de ser responsables de este ataque, considerado como el peor episodio de este tipo en 10 años.
El suceso fue perpetrado en horas de la madrugada, puntualmente en una zona tribal en la frontera entre Pakistán y Afganistán, una región frecuentada por insurgentes que luchan contra las tropas de ocupación de la OTAN.
En julio pasado, también denunciaron un ataque de parte de EEUU en las zonas tribales de Pakistán, empleando un avión no tripulado. En el bombardeo perdieron la vida otras seis personas.
Al menos seis personas murieron y otras cinco resultaron heridas en un nuevo ataque con misiles de aviones no tripulados de Estados Unidos en las áreas tribales de Pakistán, informaron este miércoles distintos medios pakistaníes.
Telesur / La Radio del Sur

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Noticias

Posted: 05 Dec 2011 03:50 PM PST
Un estudio realizado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) concluyó que el sistema educativo chileno “fomenta la desigualdad”.
Según informó el organismo, el estudio fue desarrollado por Vernor Muñoz -ex relator especial de la ONU sobre el derecho a la educación, entre 2004 y 2010- e hizo una comparación de los marcos legislativos que rigen la educación en Argentina, Uruguay, Finlandia y Chile, con énfasis en el último a propósito de la movilización estudiantil que tuvo lugar a lo largo del año.
El relator realizó un análisis de los sistemas educativos a partir de sus principales ejes -disponibilidad, accesibilidad, aceptabilidad y adaptabilidad- incluyendo una revisión del marco conceptual del derecho a la educación, definido por tratados internacionales que Chile ha suscrito, subrayando las obligaciones generales y específicas del Estado relativas a la educación.
Muñoz -quien visitó Chile recientemente para completar y entregar el estudio- explicó que “si bien el derecho a la educación está incorporado al bloque constitucional de la mayoría de los países, se entiende de diferentes maneras. En Uruguay tiene más un sentido de utilidad pública, en Argentina tiene más un sentido de protección y garantía; y en Chile está más cercano al fomento de actores claves vinculados con la libertad de enseñanza”.
Entre los retos más significativos para Chile, el informe destaca la debilidad de su legislación para hacer frente a la desigualdad. Aún cuando existen procesos de supervisión y control, “el sistema que caracteriza la educación chilena está orientado por procesos de privatización, que tienden a causar segmentación, exclusión, discriminación y desencadenar mecanismos selectivos”, explica el estudio.
Además, aunque la ley prohíbe la discriminación en el trato a los estudiantes, “no hay duda de que las pruebas de admisión establecen criterios y efectos de diferenciación, que en la práctica conducen a la selectividad y probablemente a la estigmatización”, agrega.
El estudio destaca además que el esquema de becas y subvenciones, que “caracteriza muy particularmente al sistema chileno (…) protege y beneficia a la iniciativa privada, excluyendo el concepto de educación como un bien público”, radicando la mirada en “consideraciones económicas, apartándose del significado y propósito del derecho a la educación”.
Cambio 21
Posted: 05 Dec 2011 03:40 PM PST
Nuevamente centenares de manifestantes han salido a protestar a las calles contra el régimen monárquico en la ciudad de Catif, ubicada en una rica provincia petrolera del Reino.
Los manifestantes portaban carteles con los retratos de cinco personas que fueron asesinadas por las fuerzas de seguridad hace dos semanas, durante otras jornadas de protesta.
También salieron a las calles en ciudades y pueblos cercanos como Awamiyah, hubo manifestaciones de personas que gritaban consignas contra la familia real Al Saud.
Según reportes de activistas, citados por la cadena iraní Press Tv, dijeron que los vehículos militares han rodeado a algunos pueblos y partes de Catif. El mes pasado, las fuerzas del régimen saudita abrieron fuego contra miles de manifestantes y mató a cinco personas.
Los manifestantes critican la “discriminación sistemática” en el Reino, diciendo que son objeto de exigir más libertad e igualdad.
Amnistía Internacional acusa a las autoridades saudíes de arrestar a cientos de personas que exigen reformas políticas y sociales, y para pedir la liberación de sus familiares que han sido detenidos sin cargos ni juicio.
Las autoridades saudíes prohibieron las reuniones públicas el 5 de marzo después de las manifestaciones se llevaron a cabo en la Provincia Oriental.
Press TV / La Radio del Sur
Posted: 05 Dec 2011 03:30 PM PST
La desigualdad social en el seno de los países ricos que componen la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) se ha incrementado hasta alcanzar su máximo nivel en 30 años, según refleja un informe elaborado por la institución internacional.
Ángel Gurría
Así, el documento señala que los ingresos medios del 10% más rico en el conjunto de la OCDE suponen actualmente nueve veces más que los del 10% más pobre.
La desigualdad se ha incrementado desde mediados de los años 80 en la mayoría de los países de la OCDE. Asimismo, la institución aprecia una mayor diferencia de salarios entre los trabajadores mejor y peor remunerados.
A nivel general, el informe de la OCDE constata un incremento generalizado de las desigualdades entre los que más ingresos tienen y los que menos.
El documento revela que la brecha de ingresos se ha ampliado incluso entre países tradicionalmente igualitarios como Alemania, Dinamarca y Suecia, donde pasa de 5 a 1 en 1980 a 6 a 1 actualmente.
En el caso de Italia, Japón, Corea del Sur y Reino Unido esta diferencia es de 10 a 1, mientras que en Israel, Tutquía y EEUU es de 14 a 1. Por su parte, la desigualdad entre los ingresos de los más ricos y los más pobres en Chile y México supera la ratio de 25 veces a 1, las mayores entre los países de la OCDE.
“El contrato social comienza a deshacerse en muchos países”, ha advertido el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, durante la presentación del informe en París, donde reconoció que este estudio contradice la presunción de que los beneficios del crecimiento económico automaticamente se filtran a los menos favorecidos.
“Sin una estrategia completa de crecimiento inclusivo, la desigualdad probablemente continuará aumentando”, ha dicho Gurría.
EP

sábado, 3 de diciembre de 2011

FRONTERAS

Una investigación de Washington que llevó más de seis años

Más de 5000 bandas se dedican a la trata en el límite de México y EE UU


Operan como células independientes entre sí y colaboran entre ellas. Cuentan con la protección y la complicidad de las autoridades policiales, políticas y judiciales. Las víctimas son engañadas por su deseo de cruzar la frontera.
  En el norte de México operan más de 5000 células dedicadas a la trata de personas, de las que la mayoría son mujeres secuestradas en Guanajuato, Puebla, Tlaxcala y Oaxaca. Los datos se desprenden de una investigación realizada por autoridades de los Estados Unidos, que comenzó en 2004, y que envió agentes encubiertos a bares y prostíbulos de Nuevo Laredo, Ciudad Juárez, Nogales y Tijuana. La pesquisa confirmó que los funcionarios, sobre todo estaduales, no sólo son conscientes del problema, sino que son parte del mismo. Esto hizo todavía más seguro el negocio de la prostitución forzada y la esclavitud sexual, como también la de otros trabajos forzados a ambos lados de la frontera.
Marisa Ugarte, dirigente del  Corredor de Seguridad Binacional Tijuana-San Diego, una organización que trabaja en el rescate y asesoramiento de las víctimas, fue una de las encargadas de recorrer todos los burdeles de Baja California (México), como también hoteles, cantinas y calles donde se aglutinan los migrantes.
Ugarte cuenta que una vez, en Tijuana, un taxista le ofreció un niño de cinco años, diciéndole que podía hacer con él lo que sea. Por este motivo, no le asombró cuando el equipo con el que trabajó encontró las más de 5000 células, pero sí la complejidad de las mismas, que van desde el traslado, almacenamiento y cruce de personas, al manejo financiero y blanqueo de dinero, de lo que se ocupan autoridades políticas, empresarios, policías y demás gente influyente.
La activista relata que “cada célula es independiente y se venden servicios unos a otros”. Y continúa: “Esto nos revela qué tan organizados están y también por qué no se pelean entre sí. Cada quien tiene un lugar, un movimiento, un transporte, una protección, un manejo de documentación falsa. Todo lo que haga falta.”
El número de integrantes de una célula puede ir de cuatro o cinco personas hasta más de 100, y en la mayoría de los casos forjaron su poder contrabandeando drogas, por lo que les resulta más fácil dominar las diferentes zonas. Ugarte reconoce que la situación también es difícil en los Estados Unidos, ya que “hay muchas zonas a las que ya no puedo ir al norte de San Diego, porque allí es donde operan las grandes estructuras criminales, como la mafia rusa, la china y la mexicana”.
Por otro lado, muchas veces se investigan en los Estados Unidos los casos de trata de personas, en los que se obliga a las víctimas a ofrecer su cuerpo, como delitos comunes. Ugarte explica que esto se debe al fuerte racismo que existe en el sur del país sajón: “Hay mucho racismo en esto también, y muchos intereses. El razonamiento que suelen tener las agencias de investigación es que una víctima de trata puede aspirar a una visa humanitaria, así que mejor atienden el caso como un asunto de delincuencia común.”
En San Diego, por ejemplo, fueron denunciados 1262 incidentes de explotación y trata en 2010. Los datos del Centro de Promoción Social muestran que el 38% declaró ser víctima de explotación laboral y de abuso físico y emocional, el 14% recibió amenazas en cuanto llegaron a las zonas de trabajo, el 19% fue engañado por los que le prometían el empleo, y el 13% dijo tener restricciones dentro del trabajo que están permitidas por la ley. De todos estos, el 16% cruzó en transporte colectivo y sin documentos.
En América del Norte, la capital de la oferta sexual por coacción es Tijuana, pero también se utiliza como base para llevar a las mujeres hacia los Estados Unidos. Allí, la explotación laboral y el acoso sexual son muy comunes en los campos del sur.
Anthony Wayne, embajador estadounidense en México, aseguró que, aunque ambos gobiernos se encuentren decididos a combatir la trata de personas, no obtendrían ningún resultado sin la ayuda de la sociedad. El embajador anunció que su país entregará 1,5 millones de dólares en fondos para apoyar a las organizaciones civiles que se encargan de combatir el problema, y que estos se sumarán a los 5 millones de dólares que su gobierno viene otorgando desde 2009. El mejor modo de combatir la trata, afirma el representante de Washington, es “a través de una estrategia integral de todo el gobierno, con énfasis en prevención y en atrapar y proceder legalmente contra los criminales, y más importante, en protección a las víctimas de este crimen”. <

martes, 22 de noviembre de 2011

VÍCTIMAS DE LA VIOLENCIA

SE CONTABILIZARON 230 FEMICIDIOS EN TODO EL PAIS EN LOS PRIMEROS DIEZ MESES DEL AñO


Más víctimas de la violencia machista

 

La cifra, obtenida por un relevamiento realizado por una ONG, representa un crecimiento del diez por ciento respecto del mismo período del año anterior. Además, 174 niños quedaron huérfanos como consecuencia de los femicidios.

Por Mariana Carbajal

María Laura Córdoba tenía 20 años y vivía en Villa Hipólita, provincia de Santiago del Estero. El 1º de enero de este año la asesinaron a golpes de puño y puntapiés. La ataron a un árbol y la quemaron con un hierro caliente. Como culpable del feroz ataque fue acusado su novio, quien fue detenido. El hombre, de 32 años, tenía denuncias previas por malos tratos y amenazas de muerte. El femicidio de María Laura es el primero registrado en 2011. Pero la lista es extensa. Hasta el 31 de octubre, el Observatorio de Femicidios en Argentina de La Casa del Encuentro contabilizó 230 femicidios de mujeres y niñas, un diez por ciento más que en el mismo período del año anterior. En la mayoría de los casos se señala como presunto agresor al marido, o novio y en segundo lugar, a una ex pareja. Este año, la ONG sumó una estadística que pone en primer plano otra cara de la tragedia de la violencia machista: 174 hijos e hijas menores de edad quedaron huérfanos por los femicidios (ver aparte). En la semana del Día Internacional de la No Violencia hacia las Mujeres, que se conmemora el viernes, el relevamiento apunta a reflexionar sobre el grave problema social que significa la violencia de género en el país.
“El término femicidio es político, es la denuncia a la naturalización de la sociedad hacia la violencia sexista. El femicidio es una de las formas más extremas de violencia hacia las mujeres, es el asesinato cometido por un hombre hacia una mujer a quien considera de su propiedad”, destacó Ada Beatriz Rico, coordinadora del Observatorio.
En los primeros diez meses de 2010, el Observatorio detectó 208 femicidios. La ONG incorporó otra categoría para dar cuenta de la magnitud del impacto de la violencia machista y agregó los “femicidios vinculados”, donde registran las muertes de niñas y niños asesinados por el mismo agresor que termina con la vida de sus madres. “Partimos del análisis de las acciones del femicida, para consumar su fin: matar, castigar o destruir psíquicamente a la mujer sobre la cual ejerce la dominación”, señaló Ada Beatriz Rico, coordinadora del Observatorio. En la mayoría de los casos, el agresor es el propio padre de los chicos o su padrastro, y se dan en un escenario de violencia doméstica. Como se presume que ocurrió el asesinato de Tomás Dameno Santillán, en Lincoln, donde el único imputado es la ex pareja de su madre, Susana Leonor Santillán. Entre enero y octubre del año pasado, hubo al menos cuatro niños y cuatro niñas asesinados por su padre o padrastro. En el mismo período de este año, la cifra trepó a 16 –siete niñas y nueve niños, de entre tres meses y 12 años–, tal como reveló el sábado Página/12.
“Es necesario considerar la violencia sexista como una cuestión política, social, cultural y de derechos humanos. De esta forma se podrá ver la grave situación que viven las mujeres, niñas y niños en la Argentina como una realidad colectiva por la que se debe actuar de manera inmediata”, consideró Fabiana Tuñez, titular de La Casa del Encuentro.
De los 230 femicidios registrados hasta el 31 de octubre de 2011, 88 fueron ejecutados por el marido, pareja o novio de la víctima; y 49 por su ex pareja.

La vivienda que compartían con el atacante o en la que vivía la mujer fue el lugar más habitual del femicidio. El último hecho registrado en este nuevo informe tuvo lugar el 30 de octubre: Lucía Castro tenía 41 años y vivía en el Barrio Los Fresnos, de la ciudad de Córdoba. La asesinaron a puñaladas. El culpable habría sido su pareja, Juan Velázquez, de 50 años, quien tras cometer el crimen se suicidó. El hecho sucedió en la vivienda que compartían.
El informe subraya que en al menos 26 casos había denuncias previas por malos tratos, y en tres, se le había dictado al agresor la exclusión del hogar, con prohibición de acercarse a la mujer. Ocho de los atacantes eran integrantes de fuerzas de seguridad. Ocho de las víctimas se presume que se encontraban en situación de prostitución o trata. Como no hay estadísticas oficiales, la ONG realiza el registro de los femicidios a partir de los casos que se publican en las agencias de noticias y en 120 diarios de distribución nacional y provincial.

“Con este Informe de Investigación, estamos solicitando y remarcando la necesidad de que haya estadísticas oficiales sobre violencia hacia las mujeres y una mayor cantidad de hogares-refugios para las víctimas, con una asistencia interdisciplinaria, desde una perspectiva de género; que se intensifiquen las campañas de prevención e información, además de una reforma legal que le quite automáticamente la patria potestad al femicida, y se asigne un subsidio habitacional y de alimentación para las víctimas”, enumeró Tuñez, entre otras medidas que reclaman desde La Casa del Encuentro.

viernes, 18 de noviembre de 2011

CONTRA EL GOBIERNO DE LOS BANQUEROS

Posted: 17 Nov 2011 03:20 PM PST
A pocas horas de que el economista Mario Monti se enfrente a su primera votación de confianza en el Senado italiano, los estudiantes tomaron las calles de Milán para protestar contra “el gobierno de los banqueros” frente a la Universidad Bocconi, casa de estudios dirigida por el nuevo primer ministro.
El nuevo gobierno de Italia sufre su primera protestaMonti presentará ante la Cámara Alta su primer paquete de medidas neoliberales impuestas por la llamada “Troika”, formada por el Banco Central Europeo (BCE), la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).
“Pensar más en la gente y menos en salvar a los bancos”, corearon los manifestantes. Las protestas en las últimas 24 horas se han multiplicado en Palermo, Turín y otras 60 ciudades más.
En Roma, los estudiantes demandaron educación pública y marcharon hasta el Senado al final del día. Las protestas están prohibidas en el centro de la ciudad capital desde el pasado 15 de octubre, cuando miles de personas se sumaron al llamado internacional de los indignados.
AVN
Posted: 17 Nov 2011 03:15 PM PST
Los Indignados de Londres no abandonaron su campamento ubicado en la catedral de San Pablo a pesar del ultimátum dado por las autoridades municipales.
La negativa de los “manifestantes anticapitalistas” significa que la Corporación Municipal de la City, distrito financiero de Londres, llevará el caso a los tribunales, un proceso que previsiblemente podría durar meses.
Los acampados, más de un centenar, vivieron la llegada de la hora del ultimátum en silencio y con las manos alzadas, mientras algunas pancartas rezaban: “No pueden desalojar una idea”.
Un vocero municipal precisó que las autoridades de la City “no contemplan ahora mismo ninguna acción policial”, por lo que, a pesar de la negativa de los manifestantes, no se espera un desalojo violento por parte de las fuerzas del orden.
Se espera que el ayuntamiento de la City pida al Tribunal Superior de Londres una orden de desalojo que, de no cumplirse, podría derivar a futuro en una expulsión por la fuerza.
La movilización londinense se inició el 15 de octubre dentro de una convocatoria internacional contra los excesos del sistema financiero, aunque posteriormente derivó en un enfrentamiento con los responsables de la catedral de San Pablo, delante de la cual se encuentra el campamento anticapitalista.
Precisamente esa confrontación motivó la dimisión de dos clérigos del templo anglicano: El canónigo Giles Fraser y Graeme Knowles, el deán de San Pablo y su máximo responsable.
EFE
Posted: 17 Nov 2011 03:00 PM PST
La policía griega ha reprimido con gases lacrimógenos y perdigones una manifestación en Atenas que conmemoraba la revuelta estudiantil de 1973 que ayudó al derrocamiento de la junta militar, apoyada por Estados Unidos. La manifestación también protestaba contra las políticas de recortes sociales que se están aplicando en la nación helena.
Al menos 30.000 personas participaron en la jornada que culminó con enfrentamientos entre manifestantes y la policía frente a la embajada estadounidense.
Entre los manifestantes destacan jóvenes que partieron desde la Escuela Técnica Universitaria de Atenas, casa de estudios que permanece cubierta con una sábana en la que se lee “pan, educación y libertad”, lema utilizado durante la dictadura de los coroneles y que se usa ahora contra la “dictadura de los mercados”.
La policía ha lanzado varios gases lacrimógenos contra los manifestantes que han arrojado piedras contra la embajada de Estados Unidos (…) los incidentes se han extendido a las principales calles de Atenas.
También han sido incendiados vehículos y varios contenedores de basura y el ambiente era muy difícil para respirar debido a los gases.
El descontento de los griegos con respecto a las políticas económicas se ha hecho sentir de diferentes formas. Un grupo de trabajadores cortó la electricidad del ministerio de Sanidad como protesta por el nuevo impuesto a la propiedad.
Inicialmente la manifestación era en conmemoración al derrocamiento de la junta militar apoyada por Estados Unidos, razón por la que la movilización finalizaba en la embajada norteamericana, pero posteriormente se convirtió en una protesta contra las políticas neoliberales del Gobierno.
El lema de la marcha, el cual fue coreado por los asistentes, pedía la salida de la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) del país.
La comunidad universitaria está profundamente descontenta a causa de una nueva ley aprobada en el Parlamento en septiembre pasado con los votos de los tres partidos que integran y apoyan el ejecutivo de Luca Papademos.
La nueva legislación introduce la financiación de las universidades por el sector privado y deroga la prohibición de la presencia policial en los campus, sin invitación previa de las autoridades universitarias.
LibreRed.net / Telesur / EFE