(COMO) EMPEZANDO DE NUEVO

"Si la libertad significa algo será,sobre todo, el derecho a decirle a la gente aquello que no quiere oir" George Orwell

lunes, 27 de julio de 2015

Actuales I

Posted: 26 Jul 2015 04:31 PM PDT
Cerca de 1.000 personas salieron a las calles de la ciudad Newark (Nueva Jersey, EEUU) para protestar contra la brutalidad y violencia policial empleada en el país durante el último año, mientras familiares y algunos políticos estadounidenses acudieron este sábado al funeral de la activista afroamericana Sandra Bland.
La protesta fue convocada para demandar justicia por el fallecimiento de la joven, cuya extraña muerte tuvo lugar en una prisión del condado de Waller (Texas), después de que varios días antes hubiera sido cruelmente detenida por un policía de raza blanca.
Gente con pancartas al grito de “¡Dejen de matarnos!” se reunió en Newark para “oponerse al racismo, la pobreza, la desigualdad, la exclusión y todas las formas de opresión existentes hoy en día en el país norteamericano”, dijo el activista social Larry Hamm, citado por los medios locales.
“Se está generando un estado policial en EEUU. Queremos acabar con el ataque a los derechos construccionales y no estaremos paralizados por el miedo, sino lucharemos cada día de nuestras vidas”, agregó Hamm.
El caso de Sandra Bland se suma a otros que ocurrieron durante el último año en el país y que guardan relación con la violencia policial ejercida contra los afroamericanos. Entre ellos la muerte de Michael Brown en Ferguson y la de Freddie Gray en Baltimore.
RT
Posted: 26 Jul 2015 04:14 PM PDT
Los ataques de las Fuerzas Armadas turcas sobre el norte de Irak, zona controlada por la guerrilla del Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK), ha reavivado la confrontación y el conflicto en la región.
Desde los bombardeos del sábado, varias provincias turcas han sido escenario de disturbios callejeros de kurdos que protestan contra dicha operación.
Los manifestantes arrojaron piedras y cócteles molotov contra los policías y sus autos en las ciudades de Mardin y Jisr, en el sureste de Turquía, la policía usó en respuesta el gas lacrimógeno y mangueras de agua a presión.
En la ciudad de Izmir, en el oeste del país, los participantes de una protesta pararon dos autobuses municipales, prendieron fuego a uno y rompieron las ventanas de otro.
El Ejecutivo turco defiende los ataques contra el PKK acompañados también de macrorredadas policiales en el interior del país en las que han sido detenidas unas 600 personas, lo que ha enervado la paciencia del movimiento nacionalista kurdo. Por si fuera poco, junto a decenas de webs  cercanas al PKK se ha bloqueado el acceso a un gran número de respetados medios de comunicación izquierdistas y kurdos
LibreRed
Posted: 26 Jul 2015 03:54 PM PDT
Vista de la sede de Deutsche Bank en Fráncfort. EFE/Christoph Schmidt
Los mismos grandes bancos europeos a los que Grecia ha de pagar principal e intereses religiosamente, porque la Troika prohíbe hacer quitas de la deuda pública, se dedican a trasvasar cientos de millones de euros de sus beneficios a paraísos fiscales para evadir los impuestos correspondientes a las Haciendas de sus respectivos países.
Y los cinco primeros del ránking de esa elusión fiscal internacional (Royal Bank of Scotland, Deutsche Bank, Rabobank Group, Standard Chartered y Barclays) están entre los mayores beneficiarios de las descomunales primas de riesgo que se le han aplicado al Estado griego durante la crisis financiera global, en la que alguno de ellos tuvo que ser rescatado con decenas de miles de millones de las mismas arcas públicas a las que ahora defrauda.
Estas son las conclusiones del informe encargado a la consultora Richard Murphy FCA por el grupo de Los Verdes/ALE, tras una larga investigación efectuada por el Comité Especial sobre Impuestos del Parlamento Europeo (TAXE Committee), a cuyo contenido ha tenido acceso Público.

Maniobras de la ‘Gran Coalición’ para socavar el control a la banca europea

Los primeros indicios sobre estas prácticas defraudadoras, que detraen de las arcas públicas de cada miembro de la UE cantidades gigantescas en impuestos impagados, surgieron del escándalo LuxLeaks, filtración por la que salió a la luz que el Gobierno de Luxemburgo –cuya jefatura ostentaba entonces el actual presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker– cerró acuerdos secretos con más de 300 grandes multinacionales para que transfiriesen sus beneficios al Gran Ducado a cambio de abonar tipos impositivos incluso inferiores al 1%, frente al 20% o 30% que deberían abonar por impuesto de sociedades en los países donde en realidad hacían esos beneficios… incluida España, por supuesto.
A raíz de ese escándalo, los grupos de izquierda y ecologistas de la Eurocámara trataron de impedir la designación de Juncker como presidente de la CE (el ejecutivo de la Unión Europea) y de crear un Comité de Investigación sobre Impuestos para desentrañar esas maniobras secretas de ingeniería fiscal en Luxemburgo, Holanda e Irlanda que esquilman las haciendas públicas del resto de los países. Pero la Gran Coalición (populares, socialistas y liberales) impuso a Juncker al frente de la CE y “sólo permitió crear una comisión especial, que tiene muchas menos atribuciones que un comité de investigación”, recuerda Ernest Urtasun, eurodiputado de ICV y uno de los 45 europarlamentarios de todos los países que trabajan ahora en ese comité.
“En realidad, tuvieron que acceder a que se crease un comité especial porque ocurrió algo parecido a lo del TTIP”, el tratado de libre comercio UE-EEUU, explica Urtasun. “Hubo muchos socialistas que se descolgaron [de las órdenes de la cúpula de sus partidos], nos firmaron la propuesta y al final se logró formar el comité. Pero ahora hemos pedido las actas del grupo de trabajo sobre información fiscal, en el que los Estados miembros intercambian información a puerta cerrada, y no nos la quieren dar”.
De hecho, muchos países no están colaborando con el comité, como la misma España, subraya Urtasun: “Los Estados que nos han pasado información son Finlandia, Luxemburgo, Reino Unido, Eslovaquia… y no todos los documentos. Por ejemplo, España aún no nos han mandado nada de lo que le hemos pedido. Si los Estados miembros siguen poniéndonos trabas para conseguir la información, volveremos a presentar en el Parlamento Europeo una solicitud de un comité de investigación, con autoridad para reclamar el material a cada Gobierno, y esta vez la presión política será mucho más fuerte”.​
No obstante, el comité especial ya ha logrado reunir el suficiente material como para encargar el citado informe European Bank’s Country-by-Country Reporting de Richard Murphy FCA Tax Research LLP Report, que muestra cómo la gran banca europea “ha estado sobrevalorando sus beneficios en jurisdicciones de bajos impuestos o en lugares identificables como paraísos fiscales, al tiempo que los infravaloraban en donde tienen sus mayores centros de operación”. Hasta ahora, la investigación ha identificado un movimiento de evasión de beneficios superior a los 100 millones de euros, cantidad que parece pequeña sólo porque la mayor parte de los bancos no informan sobre las transacciones dentro de su propio grupo bancario, de forma que ocultan esa fuga de capitales a lugares donde tienen oficinas operativas propias.
Según las conclusiones preliminares del Tax Research LLP Report, los 26 mayores bancos de la Unión Europea hacen transitar sus ingresos a través de al menos 39 jurisdicciones nacionales para trasvasar sus beneficios hasta paraísos como Singapur, Hong Kong, Emiratos, Jersey, Malta, Curaçao, Mauricio o la Isla de Man. Pero también se los llevan a Estados de la UE que en realidad funcionan como tapaderas, ya que tienen regímenes fiscales especiales con tasas mínimas, como Irlanda, Holanda, Bélgica o el propio Luxemburgo.
“España no está colaborando con el TAXE Committee y debería hacerlo”, insiste Urtasun, “porque los acuerdos que se han hecho en Luxemburgo y en Holanda han tenido un impacto sobre la Hacienda española que nos gustaría calcular, ya que todos esos son ingresos fiscales que España no ha recibido. Son multinacionales que venden productos aquí y que han derivado ingresos a Luxemburgo para pagar un impuesto de sociedades inferior al 3%. Es algo muy grave y tenemos presentada una moción en el Congreso que ni siquiera sabemos si dará tiempo a que se debata en esta legislatura”.
Sorprende, por tanto, que los mismos gobiernos que se muestran implacables con la devolución de la deuda pública de países como Grecia, se dediquen a obstruir las investigaciones sobre las fortunas que esas mismas grandes entidades financieras, beneficiadas por dicha política económica, están defraudando a sus propias haciendas. Tal parece que los gobernantes de las potencias económicas de la UE no defiendan los intereses de sus ciudadanos y sus Estados, sino los de la gran banca y en detrimento de las arcas públicas.
Por ejemplo, el coloso financiero germano, el Deutsche Bank, con ingresos anuales de 33.000 millones de euros, deriva sus beneficios hacia la isla de Malta –un conocido paraíso fiscal de las corporaciones alemanas– y el informe estima que puede haber evadido así alrededor del 18% de sus ganancias, que rondan los mil millones de euros anuales. Este gigante bancario, con sede en Fránkfurt (igual que el BCE) y operaciones en 70 países, tuvo que abonar el año pasado multas por valor de 2.500 millones de euros, impuestas por las autoridades reguladoras de EEUU y del Reino Unido por haber manipulado las tasas de interés de referencia.
Tantos son los tejemanejes financiero/fiscales del Deutsche Bank, que lo que tiene que pagar luego en abogados, gastos judiciales y penalizaciones por sus infracciones y maniobras ilegales está empezando a socavar sus cuentas de resultados: según Bloomberg, en sólo tres años tuvo que gastarse 7.100 millones de euros en litigios.
Durante la crisis, el DB también engaño a los reguladores bancarios estadounidenses y europeos, ocultando pérdidas por valor de 12.000 millones de dólares en las operaciones con derivados que acabaron hundiendo el casino bursátil, según confesaron en EEUU tres exempleados del coloso financiero. Y su inmenso tamaño tampoco le salvó de la necesidad de ser rescatado con fondos públicos, ya que recibió 11.800 millones de dólares del rescate de la aseguradora AIG, hundida por el estallido de esa burbuja global. Aunque nunca se reconoció que la entrega de esa suma al Deutsche Bank constituyó un rescate del banco alemán, pese a que procedía de los más de 160.000 millones de dinero público con los que se rescató la AIG.
ero el Deu​tsche Bank no es más que el segundo del ránking de defraudadores bancarios listados en el informe. El primero es el Royal Bank of Scotland (RBS), cuyos beneficios antes de impuestos se duplicaron hasta superar los 3.700 millones de euros sólo en los primeros seis meses de este año y que, según el informe, “redistribuye” cerca del 32% de sus ganancias en países inopinados, como Finlandia, para evadir impuestos.
Además, el caso del RBS es especialmente sangrante porque en 2008 tuvo que ser rescatado con el dinero de los contribuyentes británicos: el Gobierno de Cameron nacionalizó el 82% de la entidad pagando un precio elevadísimo por acción. Esos casi 54.000 millones de euros de dinero público están muy lejos de ser recuperados, ya que Reino Unido ha estado vendiendo paquetes de acciones a la mitad de lo que le costaron.
El tercer banco en esta clasificación de mega-evasores fiscales europeos es el gigante holandés Rabobank, que transfiere el 19% de sus ganancias a paraísos como Curaçao, donde declara altísimos beneficios que sin duda nada tienen que ver con la magnitud económica de la isla. Sus beneficios netos anuales rondan ahora los 2.000 millones de euros, pero es otra de las entidades financieras que recibieron parte del fabuloso rescate de la AIG y que fueron identificadas por una investigación del muy conservador The Wall Street Journal, que estimó en 50.000 millones lo que recibieron los bancos europeos y estadounidenses de esa operación encubierta con dinero público.
Más abajo se puede leer (en inglés) el informe completo European Banks’ Country-by-Country Reporting, que repasa prácticamente todos los grandes imperios financieros europeos, incluidos los españoles (el BBVA está sexto en la lista), y del que se extrae una conclusión general escandalosa: las mayores entidades bancarias de la UE están defraudando masivamente a las haciendas públicas, pocos años después de que los contribuyentes europeos tuvieran que sufragar con cientos de miles de millones de euros los rescates de muchos de esos bancos privados.
Eso sí, esas entidades financieras no pueden perdonar a los Estados ni un céntimo de los intereses que les cobran por su deuda pública. ¿Cómo pretenden convencernos de eso Merkel y Juncker?
Carlos Enrique Bayo/Público
Posted: 26 Jul 2015 07:32 AM PDT
La Iglesia católica italiana se alzó contra una decisión judicial que le obliga a pagar un impuesto sobre bienes inmuebles, del que hasta ahora estaba eximida.
La ciudad de Livorno (oeste) logró que la Corte de Casación obligara a las escuelas privadas concertadas, esencialmente católicas, pagar este impuesto, debido a la actividad lucrativa de los centros.
“Es una decisión ideológica, peligrosa e incongruente”, declaró el secretario general de la Conferencia Episcopal Italiana, monseñor Nunzio Galantino, citado el domingo por la prensa italiana. “Es como si se pusiera en el mismo plano un establecimiento de caridad y un restaurante de moda”, añadió.
El impuesto podría llevar al “cierre de las escuelas privadas concertadas”, que permiten un ahorro de “6.500 millones de euros al Estado”, continuó Galantino.
Las 13.600 escuelas privadas concertadas en Italia, de las cuales 8.700 son católicas, acogen 1,3 millones de estudiantes.
La decisión judicial “pone fin a un privilegio que data de la Edad Media”, se felicitó por su lado Arturo Scotto, jefe de fila de los diputados del Sel, la izquierda radical ecologista.
El gobierno podría no obstante dejar sin efecto la decisión, adoptando un decreto bajo la presión de su mayoría, donde hay muchos católicos, estimó el domingo la prensa italiana.
AFP

domingo, 12 de julio de 2015

CHOMSKY sobre Grecia


chomsky
Según el filósofo y analista político estadounidense Noam Chomsky, las medidas neoliberales impuestas en Grecia y en otros países han desencadenado una lucha de clases.

Entrevistado por el canal de noticias independiente ‘Democracy Now’, Chomsky señaló la “extremadamente salvaje reacción” de Alemania a las propuestas del partido de gobierno Syriza, que llegó al poder en Grecia prometiendo acabar con el neoliberalismo y reestructurar la deuda nacional.
“Lo que está pasando con la austeridad es una verdadera guerra de clases. Como un programa económico la austeridad en condiciones de recesión no tiene sentido y solo agrava la situación”, afirmó Chomsky.
Mencionó que la deuda griega, relativa al PIB, de hecho, aumentó en el período de esta política destinada para reducir la deuda.
“En el caso de España, se trataba de una deuda privada, no pública. Fueron las acciones de los bancos, y los bancos alemanes también estaban implicados, ya que si un banco toma un préstamo arriesgado, otro banco proporciona un préstamo arriesgado. Mientras la Troika básicamente está beneficiando a los bancos, los culpables”, resaltó. Quien está sufriendo es la población, agregó.
“Pero una de las cosas importantes que está sucediendo es que la política socialdemócrata, el llamado Estado de bienestar, se está erosionando. Y aquí comienza la lucha de clases”, subrayó Chomsky.
Por eso, está creciendo una reacción en Grecia, España, Irlanda y Francia, explicó.
LibreRed/RT

miércoles, 1 de julio de 2015

'La escuela francesa', Marie Monique Robin

Radio Nacional, 29/06/25, programa Todos en cuero, Jorge Halperin.

 

Marie Monique Robin afirmó que los mejores alumnos de los escuadrones de la muerte de la escuela francesa, fueron los militares argentinos de la última dictadura.

En diálogo con Jorge Halperín, la periodista, escritora e investigadora francesa, autora de “Escuadrones de la muerte, la escuela francesa” se refirió a la metodología utilizada por los genocidas de la última dictadura cívico-militar en nuestro país.

Robin contó que las “técnicas anti-subversivas” se exportaron “hacia distintos países pero el mejor alumno de los franceses fueron los militares argentinos” que irrumpieron en el poder en marzo de 1976.

El sistema de represión implementado en nuestro país fue una enseñanza que los franceses utilizaron durante la guerra contra Argelia que duró desde 1950 a 1957.

En la nota, brindó detalles de la la relación de la metodología de la desaparición de personas durante la ultima dictadura cívico-militar en nuestro país y lo que popularmente se conoce como “la escuela francesa”.

Robin explicó que esta nueva concepción de la guerra llaman “la guerra moderna” y “en este caso el enemigo, decían ellos, era interno y por eso desarrollan una técnica en la cual había que detener mucha gente, torturarlos y desaparecerlos”.
Según relató, se cree que un militar francés, que vino a nuestro país, habría participado del secuestro de las monjas francesas en diciembre de 1977, cuando un grupo de militares bajo el mando de Alfredo Astiz secuestró a un grupo de 12 personas vinculadas a las Madres de Plaza de Mayo. Entre ellas se encontraba Léonie Duquet, junto con la fundadora de Madres de Plaza de Mayo Azucena Villaflor y su compañera también monja francesa Alice Domon.

“En Francia nunca se juzgó a nadie” por esta metodología que implementó el país galo en Argellia. Robin relató que hubo una amnistía y no hubo ningún juicio.

Se calcula que en Argelia hubo 3 mil desaparecidos.