(COMO) EMPEZANDO DE NUEVO

"Si la libertad significa algo será,sobre todo, el derecho a decirle a la gente aquello que no quiere oir" George Orwell

jueves, 24 de julio de 2008

El detenido que nadie pudo imaginar

El detenido que nadie pudo imaginar

Jorge Corsi es un reconocido psicólogo, docente en la UBA y pionero en el tema violencia de género. Ayer fue apresado bajo la acusación de liderar una banda dedicada a reclutar adolescentes para llevarlos a fiestas sexuales y filmarlos. Hay otros dos detenidos.


Por Pedro Lipcovich

Tres hombres –entre ellos un prestigioso psicólogo especializado en violencia familiar– están detenidos acusados de abuso de menores. La acusación se basa en el testimonio de uno de los chicos victimizados, sumado a escuchas telefónicas, y, cuando fue allanada la vivienda de Corsi, sus características coinciden con la descripción que había hecho la víctima del lugar donde sucedieron los abusos. Otro de los detenidos estaba ya bajo proceso por un hecho similar. Ayer se efectuaron ocho allanamientos, en los que se secuestraron más de cien DVD con videos de situaciones sexuales.

El detenido en cuyo domicilio se habrían concretado los abusos es Jorge Corsi, de 62 años, director de la Carrera de Especialización en Violencia Familiar de la UBA, profesor titular en la Universidad de Palermo y en la Universidad Autónoma de Barcelona. Otro es Marcelo Rocca Clement, quien ya está procesado por un delito similar. El tercero se llama Augusto Correa.

El fiscal Martín Niklison, a cargo del caso, destacó que “es central el testimonio del denunciante, un chico que tenía 14 años cuando padeció los hechos, el año pasado”. El fiscal señaló que, como es de práctica en estos casos, el menor dio su testimonio ante una psicóloga y los funcionarios judiciales siguieron sus respuestas mediante una “cámara Gesell”, que permite observar sin estar presente en el recinto.

Niklison contó que el joven “describió el lugar donde ocurrió el abuso y, luego de los allanamientos, su descripción resulta corresponder a las características de la vivienda del principal imputado”, Jorge Corsi.

El chico había sido captado en el McDonald’s de Córdoba y Gascón, a donde iba con amigos. Allí le presentaron a Rocca Clement, quien tiene algo más de 30 años. “Generalmente en estas situaciones los abusadores detectan cuál puede ser el chico más vulnerable para captarlo”, comentó Niklison. El fiscal agregó que “en las escuchas telefónicas también aparecen por lo menos otros dos menores”, y que “es posible que haya otros adultos involucrados”.

Intervino en la investigación la División Delitos contra Menores de la Superintendencia de Investigaciones de la Policía Federal. Según una fuente policial, “la investigación empezó hace casi un año, cuando un chico de 14 años les contó a los padres que lo estaban llevando a reuniones con grupos de hombres donde lo obligaban a tener relaciones sexuales. Después comprobamos que el mismo esquema se repetía en otros casos: dos muchachos de 18 y 20 años actuaban como captadores: iban a cíber y otros locales y detectaban la presencia de adolescentes”.

“Los captadores entablaban conversación con el chico –continuó la fuente policial–; llevaban la charla al tema de la pornografía y terminaban invitando al adolescente a ver pornografía en una casa. Recién en el tercer o cuarto encuentro, los jóvenes empezaban a tener relaciones sexuales entre ellos, ante el menor, y veían si el adolescente tenía una actitud receptiva o no. Si les parecía que sí, en un encuentro ulterior lo invitaban a participar. Una vez captados de ese modo, los invitaban a concurrir a otro lugar, donde había otras personas. Allí aparecía ese psicólogo”, en referencia a Jorge Corsi.

Quienes participaban en las reuniones eran “hombres de entre 40 y 50 años –según la fuente policial–. En las reuniones se tomaban fotografías y videos, que después se ‘subían’ a Internet”. Los adolescentes, además, recibían regalos como “celulares, relojes, cámaras fotográficas”. La investigación se desarrolló “sobre la base de la intervención de los teléfonos de los captadores”, según la fuente policial.

En la mañana de ayer, cuando se efectuaron “ocho allanamientos, siete en la Ciudad de Buenos Aires y otro en la provincia, en los cuales se secuestraron más de cien DVD con grabaciones caseras de pornografía infantil, y varias computadoras”, según la policía.

Corsi, Correa y Rocca Clement quedaron detenidos a disposición de la jueza María Fontbona de Pombo, titular del Juzgado de Instrucción Nº 45, acusados de “abuso deshonesto, corrupción de menores y asociación ilícita”. Rocca Clement ya había sido detenido en 2000, cuando era profesor de música en una escuela privada, también bajo acusación de abuso de menores: la causa “está en tribunal oral pero todavía no fue a juicio y él fue excarcelado”, contó el fiscal Niklison.

Según la fuente policial, “hay un cuarto acusado, ya identificado, que será detenido en cuestión de horas, y un quinto todavía sin identificar”.

No hay comentarios: