(COMO) EMPEZANDO DE NUEVO

"Si la libertad significa algo será,sobre todo, el derecho a decirle a la gente aquello que no quiere oir" George Orwell

miércoles, 16 de junio de 2010

Alarma en Salta


Rosario de la Frontera es un pueblo salteño, donde el boom de la soja dejó de ser noticia cuando una serie de muertes extrañas angustió a sus 25 mil habitantes. En total, desde el año pasado, ocho personas se quitaron la vida; tres lo hicieron la semana pasada y hay ciertas coincidencias que alarmaron a los pobladores, que el viernes marcharon pidiendo auxilio. Las últimas víctimas son jóvenes: dos mujeres de 14 y 16 años, que iban al mismo colegio, y un chico de 13 que cursaba la primaria. Ayer, tras una reunión del comité de crisis multisectorial, se decidió llevar el tema a las aulas y brindar contención a padres e hijos. El rumor de que se trata de una práctica difundida por Internet, el llamado “juego del ahorcado”, fue desechado por fuentes del Ministerio de Salud local y de la policía.

“Algunos de los chicos que se suicidaron dejaron cartas a sus amigos y a sus padres, por eso creemos que no se trata de un juego. Muchos tenían problemas familiares, incluso sufrían de la ausencia de su padre o su madre. Hasta el momento, interrogamos a sus compañeros, vecinos y padres y no encontramos ninguna pista de que fueran inducidos por una persona, aunque es una hipótesis que no descartamos”, informó anoche a Página/12 el comisario Ariel Escalante. “Los cuatro suicidios del año pasado fueron en localidades cercanas, no en la ciudad –agregó el jefe de la seccional de Rosario de la Frontera– y eran en su mayoría adultos. En todos los casos se ahorcaron. También hubo intentos fallidos de suicidio de chicos que quieren llamar la atención de sus padres.”

La primera en quitarse la vida este año fue Fiorella, de 14 años, el 7 abril pasado. Hasta ese momento, no se hablaba de un patrón de conducta inducido. Sin embargo, el domingo 6 de junio otra joven hizo lo mismo –no trascendió su nombre–, el miércoles de esa misma semana lo hizo el chico de 13 años y al otro día Macarena, de 16 años, también se quitó la vida. Las tres chicas iban al mismo colegio, la Escuela de Comercio 5009. Su directora, María Luisa León, contó ayer que las víctimas “en ningún momento dejaron traslucir que había un problema”.

La hipótesis de que las últimas tres muertes están relacionadas con “el juego del ahorcado” fue desechada también desde el Ministerio de Salud local, que conforma el comité de crisis junto a la policía, el Poder Judicial, representantes de la comunidad y el Ministerio de Educación. “El juego de Internet a lo sumo pudo haber sido un disparador, pero las víctimas padecían otras situaciones angustiosas. Esto también es parte de una crisis de la sociedad de Rosario de la Frontera con su juventud”, dijeron a este diario fuentes de la cartera de Salud salteña.

No hay comentarios: