(COMO) EMPEZANDO DE NUEVO

"Si la libertad significa algo será,sobre todo, el derecho a decirle a la gente aquello que no quiere oir" George Orwell

miércoles, 18 de mayo de 2011

ABUELAS

Una multitud acompañó a las Abuelas para reclamar el esclarecimiento del caso Noble

Carlotto: “Marcela y Felipe son la propiedad privada de una empresa”



En un acto convocado frente al Palacio de Tribunales al cumplirse diez años de la causa que intenta develar la identidad de los herederos del Grupo Clarín, el organismo reclamó a la justicia por la restitución de 400 nietos.
  Miles de personas acompañaron a las Abuelas de Plaza de Mayo ayer frente al Palacio de Tribunales para reclamar a la justicia por la restitución de los casi 400 niños que continúan apropiados y, sobre todo, por el caso de Felipe y Marcela Noble Herrera, cuya causa cumplió en los últimos días diez años sin resolución.
La titular de Abuelas, Estela de Carlotto, fue la principal oradora y dedicó el evento a los herederos del Grupo Clarín: “Este acto es para ellos, para decirles que tienen que luchar. Tienen que liberarse de esa opresión, porque son rehenes de una historia. Viven en una jaula de oro, son la propiedad privada de una empresa que representa esta señora (Ernestina Herrera de Noble). Tengan confianza, que sólo los espera el amor”, fue el mensaje que dirigió especialmente para Marcela y Felipe.
Rodeada por una decena de nietos y acompañada por el secretario de Derechos Humanos, Eduardo Luis Duhalde, Carlotto dijo sentirse “emocionada y conmovida” por la muestra de afecto y apoyo que significó la masiva concurrencia a la plaza de Tribunales. “Esto nos llena de energía y ánimo para seguir luchando”, agregó.
El principal reclamo de la titular de Abuelas fue dirigido al Poder Judicial, responsable de las demoras de la causa que busca la verdadera identidad de los jóvenes Herrera de Noble. “Esta justicia, que debería ser para todos igual, se inclina hacia el lado de los poderosos y se olvida del resto”, sostuvo Carlotto, y agregó: “Es tan aberrante pensar que se han cumplido diez años del proceso para develar la identidad de Marcela y Felipe.”
En medio del discurso, la dirigente se tomó unos segundos para celebrar “dos buenas nuevas” que ocurrieron ayer: por un lado, la condena del apropiador de Juan Cabandié, Luis Falco. “La otra noticia es que el apropiador Norberto Atilio Bianco va a ser extraditado en poco tiempo a la Argentina”, adelantó sobre el médico militar prófugo en Paraguay por la apropiación de Pablo Hernán Casariego Tato.
Por último, hizo un pedido para todos los que siguieron lo que sucedía en el escenario frente al Palacio de Tribunales: “Cuidemos esta democracia, la más larga en la historia del país. Acompañemos gestiones como la de Néstor y la de Cristina, ambos compañeros de nuestros hijos y de los 30 mil desaparecidos. Brindemos frente a Tribunales por un país justo, libre y soberano”, finalizó.
A diferencia de aquella solitaria denuncia original ante el juzgado de Roberto Marquevich en la mañana del 30 de abril de 2001, esta vez las Abuelas estuvieron acompañadas por nietos recuperados, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, músicos, actores y una multitud que durante toda la tarde gritó una consigna que se podía leer en varias de las banderas: “Noble, Magnetto, devuelvan a los nietos.”
Justamente los nietos recuperados por Abuelas fueron en parte los organizadores del acto y en un momento tuvieron la difícil tarea de tratar de silenciar los bombos de la Juventud Sindical, La Cámpora, el Movimiento Evita y Kolina, que impedían escuchar lo que sucedía sobre el escenario.
“Esta es una manera de pedirle a la justicia por la impunidad que tienen algunas personas, porque que estos tipos lleven diez años retrasando una causa por apropiación es una vergüenza”, aseguró Francisco Madariaga, uno de los Nietos. Victoria Montenegro, por su parte, destacó que el acto no era sólo de apoyo a las Abuelas sino “para pedir la verdad para un pueblo entero”: “Ya pasaron más de 30 años desde estos hechos y queremos pedirle al Estado que devuelva a los chicos que se robó y a la justicia en particular que esté a la altura de las circunstancias.”
En el escenario estuvo presente también el secretario de Derechos Humanos de la CGT; Julio Piumato, quien destacó que “el compromiso del movimiento obrero organizado es saber quiénes son los padres de los Herrera de Noble y que los responsables de la apropiación paguen con la cárcel”. Desde el micrófono, el dirigente sindical finalizó con un mensaje de apoyo a las Abuelas: “Fuerza, vamos a acompañarlas hasta el final de esta lucha.”
Además de denunciar las dilaciones judiciales, el objetivo del acto fue también informar sobre el estado de la causa. Para eso, un grupo de actores encabezados por Daniel Fanego leyó frente al público la historia de los diez años de instrucción. Sobre la actualidad de la investigación se encargó el abogado querellante Pablo Llonto, quien comenzó recitando de memoria una nota en la que Ernestina Herrera de Noble reconocía las dudas sobre la identidad de sus hijos adoptivos: “Muchas veces he hablado con mis hijos sobre la posibilidad de que ellos y sus padres hayan sido víctimas de la represión ilegal.”

No hay comentarios: