(COMO) EMPEZANDO DE NUEVO

"Si la libertad significa algo será,sobre todo, el derecho a decirle a la gente aquello que no quiere oir" George Orwell

martes, 14 de mayo de 2013

EL CAFÈ SOLIDARIO

Francisco Franco en su comercio. Es Quentin Café, del Cineclub Municipal Hugo del Carril (Ramiro Pereyra/LaVoz).

El "café pendiente", un novedoso sorbo de solidaridad

Es una modalidad que se usa en otros países para que consuma quien no puede pagar. Acá empezó a funcionar en el bar del Cineclub Municipal Hugo del Carril, pero se le agrega una medialuna.

por Diego Marconetti



  • En el Cineclub Municipal Hugo del Carril, además de ver películas y espectáculos artísticos, se puede beber un buen café y a la hora de la cuenta, dejar paga otra taza para que la disfrute alguien que no tenga el dinero suficiente para hacerlo.
    Así funciona el “café pendiente”, una iniciativa que se está convirtiendo en una tendencia mundial y que nació de un cuento atribuido al guionista italiano Tonino Guerra, que se multiplica en las redes sociales desde finales de marzo.
    La historia es sobre una persona que es testigo en un bar en el que los clientes toman un café y pagan por otros que no consumen. Finalmente, entra un indigente y pregunta si hay algún “café pendiente”, y al ser positiva la respuesta, lo consume con ganas. En el relato se asegura que eso sucedió en Nápoles en 2008.
    Sol Verdier vive en Buenos Aires. Leyó el cuento y se le ocurrió lanzar la iniciativa en Argentina.
    “Hace dos semanas empezó a circular la historia, y cuando lo leí pensé en que sería muy lindo hacerlo”, comentó Sol, que trabaja como diseñadora gráfica.
    Enseguida, la joven se puso a diseñar un logo y crear una página web para “ver qué salía”. Su suegra, María Marta Hall, quien es presidenta de la Asociación Argentina para la Infancia, la ayudó a darle forma el proyecto.
    También creó una página en Facebook que empezó a circular entre sus amigos. Y en poco tiempo, una decena de bares de Capital Federal se sumó a la iniciativa que fue desarrollada en Semana Santa.
    Desembarco. El lunes pasado se sumó el primer bar cordobés. Se trata del Quentin Café, que funciona en el Cineclub Municipal Hugo del Carril, ubicado en el bulevar San Juan 49 de barrio Nueva Córdoba. “Encontramos la idea en Facebook, entré a ver de qué se trataba, me interioricé y me gustó la idea, entonces le dimos para adelante”, cuenta Francisco Franco, uno de los dueños del bar.
    Ahora, cada cliente del Quentin tiene la posibilidad, además de tomar un café, de pagar por otro para que quede pendiente y lo consuma alguien que no pueda pagarlo.
    “Nosotros le sumamos una medialuna, entonces la acción solidaria es compartida y no corre sólo por parte del cliente”, explica.
    Esta acción recién comienza, y necesita de difusión para que más personas dejen cafés pendientes, pero más importante aún, para que alguien vaya a reclamarlo. “Quienes lo conocen saben que es una buena idea”, dice el joven.
    En el mostrador del bar hay un letrero naranja con la siguiente leyenda: “Acá también podés dejar tu café pendiente”.
    Cuestión de confianza. Hasta el jueves por la tarde, tres clientes habían dejado pagos tres cafés pendientes, pero nadie los había reclamado. Dejar un café pendiente sólo cuesta 10 pesos, y el bar abre de lunes a viernes de 12 a 23 y los sábados y domingos desde las 15 hasta las 23.
    La iniciativa del “café pendiente” apela a la confianza y solidaridad. La idea es que lo que pague el cliente realmente llegue a quien lo necesita.
    Francisco, por ejemplo, piensa implementar una especie de tablero en el que se sume cada nuevo café que es pagado por una persona, y que se reste cada vez que es consumido.
    Sol asegura que el cuento es verdad, y que varias personas que viajaron por Europa le confirmaron que en varias ciudades se pueden dejar cafés pendientes.
    Con un googleo, se encuentra que la idea está comenzando a expandirse también en España y en ciudades de América latina.
    Cucharitas en la Web

    En Facebook. La página de “Café pendiente” es http://www.facebook.com/CafePendiente?fref=ts
    En la Web. En la página http://www.uncafependiente.com.ar está disponible toda la información sobre la iniciativa, y un listado actualizado de los bares que se van sumando. También está toda la gráfica que identifica a los locales que se sumaron.
    En Córdoba. Hasta ahora, el único bar es el Quentin Café, en el Cineclub Municipal Hugo del Carril, bulevar San Juan 49.

    Más información
    - Empezó en las redes sociales

    No hay comentarios: