(COMO) EMPEZANDO DE NUEVO

"Si la libertad significa algo será,sobre todo, el derecho a decirle a la gente aquello que no quiere oir" George Orwell

lunes, 20 de mayo de 2013

FONDOS BUITRES

Singer, un hacedor de fortunas basadas en la "carroña financiera"

 Exige U$S 650 millones por deuda argentina que compró al 10% de ese valor. Su rol en el embargo a la Fragata Libertad.

 Tiene 68 años, barba blanca y mirada gélida. Rara vez abandona su bajo perfil. Administra fondos especulativos por unos U$S 15 mil millones. Y financia uno de los lobbies más poderosos contra la Argentina, el Grupo de Tareas Argentina (ATFA, por sus siglas en inglés), que logró aceitados vínculos en el Congreso y la justicia estadounidenses, y pugna por cobrar, a su valor nominal, deuda argentina que compró cuando su valor estaba por el suelo tras el default de 2001. Se llama Paul Singer y, hasta ahora, su negocio de la carroña financiera no dio frutos por estas tierras.
Desde su puesto de director del fondo Elliott Capital Management, Singer se hizo multimillonario a fuerza de comprar por "chaucha y palitos" bonos emitidos por países asfixiados económica y financieramente para cobrarlos al valor nominal de esas obligaciones. Lo conocen bien por ello en Vietnam, Perú y el Congo. De algunos de estos países obtuvo lo que no logra de la Argentina: alzarse U$S 650 millones por títulos que adquirió por un décimo de su valor, tras la hecatombe de 2001 y 2002. Una voracidad que lo llevó a rechazar el acuerdo de pago que sí aceptaron el 93% de los acreedores externos tras las dos renegociaciones llevadas adelante durante las presidencias de Néstor y Cristina Kirchner.
El Elliott Capital Management es el principal sostén de la ATFA, que días pasados sentó en una mesa, en la ciudad brasileña de San Pablo, a tres de los principales dirigentes caceroleros para ofrecerles financiar, tanto en las redes sociales como en la calle, futuras protestas, como la última de ellas, la denominada "18-A". Estuvo detrás del malogrado embargo a la Fragata Libertad, en un puerto de Ghana (ver aparte).
Singer tiene base de operaciones en Wall Street. Fue asesor de Mitt Romney, el candidato republicano que no pudo detener la continuidad de Barack Obama al frente de la Casa Blanca en las elecciones presidenciales de 2012.
Singer salió airoso de otra crisis, la que afecta a los países desarrollados desde 2008. Hombre avezado, además de rapaz, desconfió de las "hipotecas basura" y otros "productos derivados" que engalanaban el carnaval financiero que terminó llevándose puesto la vivienda y el empleo de buena parte de la clase media estadounidense y europea.
Su currículum incluye un intento de operar sucio en Brasil, cuando el país vecino incorporó al real como moneda. A nivel empresario, procuró bloquear con ánimo chantajista ciertas fusiones y adquisiciones empresarias. Es, además, financista del Partido Republicano. Y el mayor donante de la policía de Nueva York. «
 
A la espera de un fallo clave 
 
Luego de que los denominados "fondos buitre" rechazaron el pasado 22 de abril la última oferta del gobierno argentino sobre la deuda en default, las partes están a la espera de que la justicia se defina sobre la cuestión en la que los tenedores de bonos reclaman retribuciones en mejores condiciones que aquellos que ingresaron en los canjes de 2005 y 2010.
En efecto, los fondos buitre rechazaron la oferta argentina de cancelar U$S 1330 millones. La propuesta nacional consistió en un bono Par a 25 años de plazo, con amortización íntegra en 2038 y tasas de interés de 2,35 a 5,25%, y un bono de Discount, con vencimiento en 2033 y con tasa de interés del 8,25 por ciento. Tras el rechazo, el gobierno argentino adelantó en su momento que, en caso de una sentencia contraria a los intereses del país, apelará a la Corte Suprema de los Estados Unidos. En principio, los holdouts consiguieron un fallo favorable de parte del juez Thomas Griesa, quien determinó que los tenedores fueron perjudicados por la Argentina, que no habría tratado a sus acreedores con criterio de igualdad. En consecuencia, Griesa fijó un pago de U$S 1330 millones en efectivo y en un solo pago, ratificado por la Corte de Apelaciones luego de que la Argentina apeló. Tras una serie de presentaciones, se le pidió al gobierno que eleve una propuesta de pago, que fue finalmente rechazada.
Por estas horas, los jueces Rosemary Pooler, Reena Raggi y Daniels Barrington Parker, que integran el tribunal, debaten los detalles del fallo sobre el que se posan los ojos del mundo.
 
fuente: Tiempo Argentino

No hay comentarios: