(COMO) EMPEZANDO DE NUEVO

"Si la libertad significa algo será,sobre todo, el derecho a decirle a la gente aquello que no quiere oir" George Orwell

miércoles, 12 de octubre de 2011

Miguel Ragone

Condenas por Ragone

El militar Carlos Mulhall y los policías Miguel Gentil y Joaquín Guill fueron condenados a prisión perpetua por la desaparición del ex mandatario salteño. Dos absueltos.
La condena llegó a más de 35 años del 11 de marzo de 1976, cuando militares y policías mataron al ex gobernador de Salta Miguel Ragone, en el marco de una ola de violencia que precedió al último golpe de Estado que sufrió el país. El Tribunal Oral Federal de Salta condenó al militar y a los policías retirados Carlos Mulhall, Miguel Gentil y Joaquín Guill a prisión perpetua por el homicidio del ex mandatario y su desaparición, ya que aún no hay datos sobre el paradero de sus restos. Otro ex policía y un miembro de la Triple A fueron sobreseídos. Las condenas, leídas por la presidenta del tribunal, Marta Snopek, ante el gobernador salteño, Juan Manuel Urtubey, familiares de las víctimas y algunos de los imputados, tuvieron en cuenta también los delitos cometidos contra dos vecinos, Santiago Arredes y Margarita Martínez de Leal, atacados por ser testigos de la muerte de Ragone. Arredes fue asesinado; Martínez de Leal sobrevivió.
La lectura de los cargos, determinados de manera unánime por los camaristas Snopek, Carlos Jiménez Montilla, de Tucumán, y Luis Giménez, de Tierra del Fuego, además del cuarto juez, el riojano José Quiroga Uriburu, llegó luego de la negativa de los acusados a realizar una última declaración.
Mulhall, ex jefe de la guarnición militar local; Gentil, ex jefe de la policía salteña, y Guill, ex jefe de Seguridad de esa fuerza, fueron condenados a “prisión perpetua e inhabilitación absoluta y perpetua”. El tribunal los consideró autores mediatos penalmente responsables de “homicidio doblemente agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas, en perjuicio de Miguel Ragone”. En cuanto al caso de Arredes, los acusados fueron condenados por “homicidio doblemente agravado con el propósito de ocultar otro delito, asegurar su resultado y lograr impunidad, y por el concurso premeditado”. En relación con lo ocurrido a Martínez de Leal, el delito fue el mismo, pero en grado de tentativa. Para los jueces, los tres casos son delitos de lesa humanidad.
En tanto, el tribunal penó con dos años de prisión condicional a los ex efectivos Pedro y Nelson Herrera por encontrarlos responsables de “incumplimiento de los deberes de funcionario público y encubrimiento”. El ex vocero de la Triple A Héctor Zanetto y el policía Andrés Soraire, por su parte, fueron absueltos. El octavo imputado en la causa era el ex jefe del Tercer Cuerpo del Ejército Luciano Benjamín Menéndez, pero el 1º de junio pasado fue separado del proceso por razones de salud.
La familia del gobernador asesinado recibió la sentencia con ambivalencia. La viuda de Ragone, Clotilde, y algunos otros familiares “han sentido cierto temor porque quedaron libres dos de los imputados” y se sintieron “un poco desilusionados”, según explicó el nieto del funcionario desaparecido, Fernando Pequeño Ragone. “Sin embargo, otra parte de la familia, entre los cuales me incluyo, pensamos que ha sido un logro importante” que permitirá “seguir trabajando sobre la responsabilidad del ex juez federal Ricardo Lona”, y en la “ubicación del cuerpo y de los ejecutores” del secuestro de Ragone.

No hay comentarios: