(COMO) EMPEZANDO DE NUEVO

"Si la libertad significa algo será,sobre todo, el derecho a decirle a la gente aquello que no quiere oir" George Orwell

sábado, 24 de enero de 2009

Israel y Hamas no quieren dialogar

Israel y Hamas no quieren dialogar

El gobierno israelí quiere que la Casa Blanca mantenga la política de George Bush y sólo se siente a hablar con los palestinos “moderados” de la Autoridad Palestina, y Hamas dijo que Obama sigue la misma política que su predecesor.

Por María Laura Carpineta

Las palabras de Barack Obama no convencieron ni a Israel ni a Hamas. Tel Aviv esperaba que su nuevo socio rechazara sin medias tintas un diálogo directo con el grupo radical palestino. Ayer un consejero del primer ministro israelí Ehud Olmert adelantó que su gobierno le pedirá a la Casa Blanca que mantenga la política de George Bush y sólo se siente a hablar con los palestinos “moderados”, es decir, la Autoridad Palestina y Mahmud Abbas. Hamas, en cambio, no percibió esa supuesta omisión y consideró que Obama se perfila como más de lo mismo. “Comienza a adoptar una política errónea, la misma que provocó el sufrimiento del pueblo palestino”, sostuvo en un comunicado el vocero del partido Fawzi Barhum. Al mismo tiempo que se conocía el texto, los primeros miembros de Hamas llegaban a Egipto para retomar las negociaciones por una tregua duradera.

El discurso de Obama del jueves en el Departamento de Estado no había sido muy diferente al que sostuvo durante la última parte de su campaña. “Hamas debe cumplir unas condiciones claras: reconocer la existencia de Israel, renunciar a la violencia y respetar los acuerdos del pasado –había dicho, con Hillary Clinton, su flamante secretaria de Estado, al lado–. Seamos claros: Estados Unidos está dispuesto a defender la seguridad de Israel y apoyaremos siempre el derecho de Israel de defenderse contra amenazas legítimas.” No mencionó la apertura de un diálogo con todas las facciones palestinas, pero tampoco descartó la posibilidad.

“No creo que esta administración hable con Hamas”, aseguró un consejero de Olmert, que pidió mantener su nombre en reserva para no entorpecer la relación con el nuevo presidente norteamericano. Tanto Israel como Estados Unidos excluyeron a Hamas de todas las negociaciones de paz en junio de 2007, después que el grupo radical, que había ganado las elecciones el año anterior, tomara el control de la Franja de Gaza por la fuerza para terminar con los enfrentamientos armados con Al Fatah, los “moderados”, según Tel Aviv. Hamas entonces formó un gobierno paralelo e Israel lo encerró, bloqueando todos los pasos fronterizos de la Franja.

Para el grupo radical palestino, las palabras del jueves de Obama no tuvieron en cuenta las “agresiones” de Israel. “El presidente Obama debe adoptar posiciones positivas que apoyen la causa palestina que es la justa, acabando con los crímenes sionistas y reconociendo el derecho del pueblo palestino a defenderse”, aseguró Barhum.

La ansiedad de Hamas e Israel no es desmedida. Saben que la voluntad política que demuestre Estados Unidos y hacia dónde se incline determina su propia fuerza. Y en este momento los dos necesitan fuerza.

Hamas quiere liderar todos los esfuerzos de reconstrucción dentro de la Franja, de manera de poder afianzar la lealtad del millón y medio de palestinos que viven allí. El gobierno en la Franja anunció el jueves a última hora que los familiares de los muertos recibirán mil euros, mientras que cada herido cobrará otros 500 euros. Al mismo tiempo, entregarán cuatro mil euros a todas aquellas familias cuya casa haya sido destruida y dos mil a las que fueron parcialmente dañadas.

Israel, por su parte, necesita todo el apoyo internacional que pueda conseguir para frenar a las organizaciones humanitarias que intentan juzgar a las autoridades de Tel Aviv por crímenes de guerra. El gobierno israelí anunció ayer la creación de una comisión, dirigida por el ministro de Justicia, para responder a todas las demandas que se presenten en relación a las tres semanas de ataques y bombardeos contra Gaza.

Según el Centro Palestino de Derechos Humanos, más de 1400 palestinos murieron, casi el 70 por ciento eran civiles. Otro objetivo de la ofensiva fue la infraestructura gubernamental. “Hay que establecer responsabilidades sobre los motivos por los cuales el ejército de tierra israelí atacó las infraestructuras del Estado palestino en vez de las infraestructuras del terror”, advirtió John Ging, el director de la ONU en Gaza.

No hay comentarios: