(COMO) EMPEZANDO DE NUEVO

"Si la libertad significa algo será,sobre todo, el derecho a decirle a la gente aquello que no quiere oir" George Orwell

jueves, 25 de diciembre de 2008

Harold Pinter

Murió el dramaturgo Harold Pinter

El Premio Nobel de Literatura británico, Harold Pinter, falleció a los 78 años de edad según lo anunció su esposa, Lady Antonia Fraser. El dramaturgo murió de cáncer el miércoles y tendrá unos funerales privados y discretos.

Pinter, laureado con el Nobel en 2005, sufría cáncer desde hacía varios años. Fraser dijo al diario The Guardian: "Era un grande y fue un privilegio vivir con él durante 33 años".

Entre sus obras destacan "The Birthday Party" ("La fiesta de cumpleaños") y "The Homecoming" ("El regreso a casa") y "The Dumb Waiter" ("El montaplatos"), que recurren a menudo a la jerga de su barrio, Hackney, en el este de Londres, donde nació el 10 de octubre de 1930.

Hijo de un sastre judío, Pinter era conocido por sus posicionamientos políticos, como su oposición a la guerra de Irak, que le llevó a cargar con dureza contra el primer ministro británico Tony Blair y el presidente estadounidense George W.Bush en el mensaje de aceptación del Nobel.

En 2005, Pinter anunció que dejaba de escribir obras de teatro para concentrarse en la poesía y realizar incursiones en la interpretación y la escritura de guiones.

Tras recibir tratamiento por el cáncer de esófago que le fue diagnosticado en 2002, volvió a escena, consiguiendo críticas muy favorables por su interpretación del monólogo de Samuel Beckett "La última cinta" ("Krapp"s Last Tape"), en Londres en 2006.

El éxito le llegó con "The Caretaker" ("El guardián nocturno"), obra que transformará en guión cinematográfico para ser filmada en 1963. Pinter escribirá otros guiones, como el de "La mujer del teniente francés", filmada en 1981 e interpretada por Jeremy Irons y Meryl Streep.

1 comentario:

TINTA DEL CORAZON dijo...

como opositor a la guerra en irak ya se ganó naufragar con honor a La unidad del Cielo y de la Tierra sólo es posible cuando el Tao sigue su curso natural. En un principio el taoísmo parecía pulsar resortes ocultos y mágicos y transportaba a las mentes a una tierra de ensueño.

rulo