(COMO) EMPEZANDO DE NUEVO

"Si la libertad significa algo será,sobre todo, el derecho a decirle a la gente aquello que no quiere oir" George Orwell

miércoles, 3 de diciembre de 2008

"Si liberaban a los pibes chorros hubieran muerto por gatillo fácil"

"Si liberaban a los pibes chorros hubieran muerto por gatillo fácil"

La jueza del Máximo Tribunal argumentó el fallo que impidió la liberación de 60 chicos detenidos en un instituto porteño. "Fue para protegerlos de la muerte, porque están marcados", dijo. Reiteró que bajar la edad de imputabilidad "no sirve".
13:12 | 03.12.2008 La jueza de la Corte Suprema defendió el fallo unánime que frena la libertad de 60 menores de 16 años, acusados de delitos penales. (Télam)

La jueza de la Corte Suprema de Justicia Carmen Argibay explicó por qué el Máximo Tribunal frenó la liberación de 60 menores detenidos en el instituto porteño San Martin para protegerlos del "gatillo fácil y la muerte".

"Estos chicos están marcados", dijo la magistrada en declaraciones al ingresar al Palacio de Justicia.

Argibay explicó que antes de ordenar la libertad de los menores se debe conocer en qué situación familiar y de habitabilidad se encuentran y recordó que el fallo ordena a los jueces de menores que se ocupen de ello.

"No digo que los institutos estén bien ni que la ley de menores actual sea la más maravillosa del mundo", dijo la jueza y sostuvo es un tema que "tiene que ser solucionado por el Poder Ejecutivo y por el Poder Legislativo en todo caso a través de leyes"

Argibay volvió a manifestarse en contra de bajar la edad de imputabilidad sobre quien refirió que "no sirve para nada" al igual que "subir penas indiscriminadamente" e "incluir delitos insólitos en el Código Penal" ya que "cuanto mayor sea la cantidad de prohibiciones peor va a ser la vida social".

Por otra parte, la jueza dijo que la sociedad es "esquizofrénica" sobre sus reacciones por la inseguridad al comparar dos marchas que se hicieron en San Isidro, una reclamando justicia por el asesinato de Ricardo Barrenechea y otra por la inocencia de uno de los menores detenidos.

"La Constitución dice que son inocentes hasta que se demuestre lo contario. Y eso no se demuestra en los canales de televisión, ni en las marchas, ni en los diarios ni en ninguna parte más que en un juicio", afirmó.
Argibay.

LA DECISIÓN DEL TRIBUNAL. Ayer, la Corte Suprema revocó por unanimidad un fallo de la Cámara Nacional de Casación que ordenaba la libertad de 60 chicos menores de 16 años, acusados de diferentes delitos penales, e instó al Gobierno y al Congreso a adecuar la ley sobre menores a la Convención Internacional sobre Derechos del Niño.

La Corte hizo lugar a un recurso formulado por el fiscal Raúl Plee y revocó la medida que a fines del año pasado había dictado la Sala III de Casación.

Para el Tribunal es de "urgencia y necesidad" que los "organismos administrativos nacionales y locales (este último en referencia al ámbito porteño) emprendan las acciones necesarias con el propósito de trazar y ejecutar políticas públicas que tiendan a excluir la judicialización de los problemas que afectan a los menores no punibles".

El fallo, que lleva la firma de la totalidad de los ministros de la Corte, recuerda que el Comité de los Derechos del Niño, en octubre de 2002, ya había expresado "su preocupación" respecto de que la ley vigente en el país "no traza una distinción clara entre niños que necesitan protección y cuidado y niños en conflicto con la ley penal".

Por otra parte, la Corte le encomendó a los jueces "velar por el respeto de los derechos de los que son titulares cada niña, niño o adolescente", lo que "implica escucharlos con todas las garantías a fin de hacer efectivos sus derechos".

El 18 de marzo pasado, la Corte había suspendido la medida dictada en diciembre de 2007 por la Cámara de Casación que había ordenado liberar a los menores de 16 años detenidos en la Capital Federal, luego de un pedido formulado por la Fundación Sur.

Ahora, los jueces Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco, Carlos Fayt, Juan Maqueda, Carmen Argibay, Raúl Zaffaroni y Enrique Petracchi revocaron ese fallo.

No hay comentarios: