(COMO) EMPEZANDO DE NUEVO

"Si la libertad significa algo será,sobre todo, el derecho a decirle a la gente aquello que no quiere oir" George Orwell

jueves, 30 de julio de 2009

Las críticas de la Iglesia son "procesistas"

Las críticas de la Iglesia son "procesistas"

Lo dijo el ministro de Educación bonaerense. Sileoni opinó que el documento tildado de "neomarxista" promueve una "concepción integral de la sexualidad".

El ministro de Educación, Alberto Sileoni, aseguró que los lineamientos curriculares para la educación sexual promueven "los valores" y "una concepción integral de la sexualidad", mientras que su par bonaerense, Mario Oporto, calificó de "totalitario y procesista" el tono de las declaraciones del arzobispo platense, Héctor Aguer .

Sileoni expresó que el documento responde a "una concepción integral de la sexualidad", al responder a las críticas del titular de la Comisión de Educación Católica a un documento destinado a la formación de docentes.

El ministro reiteró que ese material "no llega a las escuelas" y está destinado a "maestros que forman maestros y como es un documento para adultos, hay diversos textos con enfoques distintos".

Ese documento, denominado 'Material de formación de formadores en educación sexual y prevención del HIV-SIDA', generó críticas por parte de Aguer quien consideró que el texto tiene una visión "reduccionista", "constructivista" y "neomarxista".

Sileoni sostuvo que el documento no representa "una opinión del Ministerio" sino que "son los lineamientos curriculares para la educación sexual integral que aprobamos con todos los ministros en mayo del año pasado".

En este sentido, aseguró en declaraciones a radio Mitre que "esos lineamientos trabajan promoviendo valores, con una concepción integral de la sexualidad, que no es mera genitalidad".

Sileoni también reiteró que con la educación sexual el Ministerio responde "a una ley, que es la 26.150, que es la ley de educación sexual integral y nosotros como Estado tenemos la obligación de cumplir esa ley en las escuelas argentinas".

El ministro subrayó, además, que "con la ley de educación sexual tenemos tres preocupaciones muy importantes: primero el abuso infantil, que está creciendo".

"Hay como nueve mil o diez mil denuncias por año y en todo el mundo se denuncia sólo el 20% de lo que ocurre" advirtió, y agregó que otra cuestión es "el embarazo temprano".

En este sentido, recordó que "hay un 6% de embarazo temprano en la ciudad de Buenos Aires y 25% en el norte argentino".

El tercer aspecto, dijo Sileoni, son "las enfermedades de transmisión sexual" sobre lo que manifestó que "nosotros creemos en una educación de respeto al otro, en el amor; no creemos que las escuelas sean una agencia de distribución de preservativos".

No obstante, sostuvo que "el preservativo es un método seguro", aunque también consideró que "hay otras conductas sexuales seguras como la abstinencia, y la iglesia insiste en eso, y respeto eso".

El ministro también mencionó que otra conducta sexual de prevención de contagio de enfermedades sexuales es el de "las parejas monógamas; respetamos profundamente este ideario, no avanzamos sobre la familia que es la primera formadora".

Consultado acerca de si en el documento hay algunos textos de autores feministas que impliquen algún exceso, Sileoni consideró que "si pensamos que docentes que forman docentes no pueden trabajar con textos que dialoguen entre sí y tensionen, me parece que estamos en problemas".

“TOTALITARIO Y PROCESISTA”. El director General de Escuelas bonaerense, Mario Oporto, calificó de "totalitario y procesista" el tono de las declaraciones del arzobispo platense, Héctor Aguer, quien criticó el contenido de manuales para docentes que imparten educación sexual a alumnos.

Ayer, el arzobispo de La Plata calificó de "neomarxista" el Manual Formador de Formadores, elaborado por la Nación para enseñar Educación Sexual en las escuelas.

"No me gusta el tono acusatorio con terminología procesista, porque no me parece que esté destinado a construir", aseguró esta mañana Oporto en declaraciones a Radio Provincia.

El funcionario dijo que "acusar con términos como neomarxisas o decir que se fomenta la homosexualidad, es delicado. Aguer sabe que el tema sexual es un tema serio en cuanto a maternidad temprana, enfermedades de transmisión sexual y perversiones, que él debe conocer bien".

"Son temas delicados que habría que tratarlos de otra manera, no con un discurso que es totalitario", enfatizó el funcionario bonaerense.

Oporto se manifestó "de acuerdo" con impartir educación sexual en las escuelas. "Estoy a favor de la libertad de enseñanza y por lo tanto, a favor de que los padres elijan la orientación que quieren darles en la educación a sus hijos, pero no estoy de acuerdo en nada en los términos en los que se refirió Aguer", terminó.

Fuente: Télam y DyN

No hay comentarios: