viernes, 25 de septiembre de 2009

La policía reprimió y desalojó la ex fábrica de Terrabusi

La policía reprimió y desalojó la ex fábrica de Terrabusi

El Ministerio de Trabajo de la Nación y directivos de la empresa Kraft-Foods firmaron esta tarde un acta, tras una "manifestación unilateral" de la compañía que se comprometió a "garantizar los puestos de trabajo existentes", pero no se refirió a la reincorporación de los ya despedidos. Luego del acuerdo, efectivos policiales desalojaron por orden judicial la ex planta de Terrabusi en General Pacheco, lo que generó un enfrentamiento con los trabajadores que permanecían concentrados en el lugar. Los incidentes siguen en el exterior de la fábrica.


La policía utilizó balas de goma y gases lacrimógenos al enfrentarse a trabajadores y gremialistas de la firma.

La orden de desalojo fue dada por el juez de Garantías 1 de San Isidro, Ricardo Costa.

El juez ordenó que "el uso de la fuerza pública habrá de constituirse en la medida de lo estrictamente necesario, en el último mecanismo de acción y siempre velando por el debido resguardo de la integridad física de los involucrados, personal policial actuante y terceros ajenos al conflicto".

Más temprano, la subsecretaria de Trabajo nacional, Silvia Squire, aseguró que en la audiencia en el Ministerio la empresa Kraft realizó una "manifestación unilateral" en la que se comprometió a mantener los empleos a los trabajadores despedidos recientemente en la planta de la ex Terrabusi.

"Lo que el ministerio trató por todos los medios pacíficos fue mantener los puestos de trabajo de todos los trabajadores", remarcó la funcionaria.