(COMO) EMPEZANDO DE NUEVO

"Si la libertad significa algo será,sobre todo, el derecho a decirle a la gente aquello que no quiere oir" George Orwell

lunes, 7 de septiembre de 2009

TIENEN EL ALTA MÉDICA PERO SIGUEN INTERNADOS POR FALTA DE VACANTES

TIENEN EL ALTA MÉDICA PERO SIGUEN INTERNADOS POR FALTA DE VACANTES

Denunció a la gestión Macri por pibes en psiquiátricos y será procesado

Asesores de menores de la Justicia porteña habían presentado un amparo para que ocho adolescentes fueran trasladados de neuropsiquiátricos a centros terapéuticos. La Justicia lo rechazó e inciará una acción contra el denunciante.

El gobierno metropolitano no tiene vacantes para alojar a ocho chicos en estado de vulnerabilidad social en otros centros terapéuticos y, en su lugar, los deja en los institutos psiquiátricos para riesgo de su salud, pese a tener el alta médica.

El gobierno metropolitano no tiene vacantes para alojar a ocho chicos en estado de vulnerabilidad social en otros centros terapéuticos y, en su lugar, los deja en los institutos psiquiátricos para riesgo de su salud, pese a tener el alta médica.
Click fuera del recuadro para salir

La denuncia contra el Gobierno de la Ciudad por mantener internados en neuropsiquiátricos a menores de 18 años que ya recibieron el alta médica tomó un giro inesperado. El habeas corpus presentado por el Ministerio Público Tutelar no sólo fue rechazado por la Justicia sino que además se le iniciarán acciones procesales al denunciante, el defensor de menores Carlos Bigali.

Bigalli había presentado ante la Justicia Penal Contravencional y de Faltas de la Ciudad un habeas corpus colectivo para que fueran externados todos los niños y adolescentes internados en hospitales de atención psiquiátrica del Gobierno de la Ciudad que ya cuentan con alta médica de internación.

“El objeto era que cese la privación de la libertad de esos niños y niñas y, con carácter preventivo, que la jueza del habeas ordenara la proscripción de esa práctica para el futuro”, explicó Bigalli en diálogo con Criticadigital.

La noche del viernes, la jueza a cargo del Juzgado Penal Contravencional y de Faltas de turno Nº29, Araceli Martínez, rechazó el pedido en base a informes de instituciones gubernamentales como el Ministerio de Desarrollo Humano y el Consejo de los Derechos del Niños, Niñas y Adolescentes. Según esos documentos, “no hay persona alguna con alta médica institucionalizada”, se extrañó Bigalli y aseguró que la jueza "nunca solicitó las historias clínicas".

Ahora, la sala primera de la Cámara de Apelaciones Penal y Contravencional de Faltas iniciará acciones procesales contra el defensor de menores. “Es por una supuesta denuncia maliciosa mía contra el Gobierno de la Ciudad”, lamenta el denunciante que pasó a ser denunciado y que la define como una medida "ostensivamente arbitraria". "Va a ser recurrida por mí y resuelta por el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad y, eventualmente, en la Corte Suprema de Justicia de la Nación", adelanta.

Si bien se trata de un habeas corpus colectivo, la denuncia está basada en el caso específico y comprobado de ocho chicos de 11 a 17 años con alta médica que siguen alojados en los hospitales Carolina Tobar García y Torcuato de Alvear. El gobierno metropolitano no tiene vacantes para alojar a estos chicos en estado de vulnerabilidad social en otros centros terapéuticos y, en su lugar, los deja en los institutos psiquiátricos para riesgo de su salud.

1 comentario:

Anónimo dijo...

La argentina ratificó un Convención sobre Salud Mental en el año 2008, y también la Convención sobre los Derechos del Niño. Es arbitrario que por defender los derechos de niños con vulnerabilidad social, se incrimine a quien solicitó con todo derecho el cese de esa práctica ilegal. Es vergonzoso que ni siquiera se hayan visto las historias clinicas de los menores, y menos aún, la jueza tendría que haberse presentado en el lugar y haber hecho una inspeccion y ver a los menores, en vez de remitirse a leer un informe. La verdad que es una verguenza la gestion de Macri en temas como educación, salud y niñez.