(COMO) EMPEZANDO DE NUEVO

"Si la libertad significa algo será,sobre todo, el derecho a decirle a la gente aquello que no quiere oir" George Orwell

domingo, 12 de septiembre de 2010

Entrevista exclusiva con Ernesto Laclau y Chantal Mouffe
La provocación populista



Referentes de la nueva izquierda latinoamericana, influyen en el pensamiento K y elogian la confrontación política. “La democracia no es buscar consensos”, afirman.

Por Luz Laici y Diego Rojas

Ya quisieran algunos teóricos de la política tener el grado de influencia que tiene esta pareja en algunos gobiernos y movimientos sociales del continente. Ernesto Laclau y Chantal Mouffe, argentino él y belga ella, viven en Londres, desde donde elaboran sus reflexiones sobre la situación que atraviesa el mundo. Y desde donde sugieren que al mundo le hace falta populismo. Su propuesta es reivindicada a la hora de analizar los gobiernos de Hugo Chávez o Evo Morales y aquellos que se ocupan de pensar las encrucijadas del kirchnerismo no dudan en atribuirles una adhesión a esa doctrina. La doctrina del populismo. Un concepto que, en otros tiempos, podría haber sido tomado como un insulto, como una falta de respeto. Como una denigración. Sin embargo, hoy goza de un prestigio inusitado entre quienes pretenden aportar alternativas políticas de cambio para esta nueva era.

De visita en el país y en medio de conferencias –entre otras, participaron del Congreso Nacional de Ciencia Política que se desarrolló en San Juan– y encuentros con dirigentes locales, Laclau y Mouffe dialogaron con Veintitrés para explorar distintas facetas de los procesos nacionales e internacionales que dominan el mundo de hoy.

–En este último tiempo, su influencia en el campo del pensamiento y de la acción política creció notablemente.

Chantal Mouffe: –Parece que sí. Fue muy interesante ver lo de San Juan. Había mucha gente, muchos estudiantes de todo el país y todos nos tomaban fotos, nos hacían firmar sus libros y decían conocer nuestros trabajos, que parecen tener una cierta influencia.

Ernesto Laclau: –Hubo más de cinco mil inscriptos, la convocatoria fue muy importante.

–Su marca no sólo se encuentra en la academia. Las ideas de Laclau son tenidas en cuenta por el matrimonio Kirchner y la Presidenta dijo que En torno a lo político, escrito por Mouffe, era uno de sus libros de cabecera...

C.M.: –Es cierto y me siento muy honrada por eso. Pero tampoco hay que exagerar demasiado porque han estado diciendo que éramos unos asesores de los Kirchner y eso es completamente absurdo.

E.L.: –A Néstor Kirchner, por ejemplo, lo conocimos ahora, en el congreso de San Juan.

C.M.: –Con Cristina nos habíamos visto dos veces. Yo leí un artículo que decía que, antes de tomar una decisión importante, los Kirchner llamaban a Ernesto. Se han dicho muchas estupideces al respecto, honestamente. De todas maneras, me consta que la Presidenta está muy interesada en las ideas y lee mucho. Cuando nos encontramos hablamos de libros y de textos que se habían publicado en los Estados Unidos. Se ve que tiene una muy buena formación. Ella es una intelectual.

–También se dice que asesoran al vicepresidente Álvaro García Linera, en Bolivia, y a Hugo Chávez, en Venezuela, y que su influencia se extiende a otros lugares de Latinoamérica.

E.L.: –Son desarrollos paralelos. Yo escribí sobre populismo. Chantal escribió sobre democracia. Y hubo unos fenómenos políticos concominantes en América latina de regímenes que, de alguna manera, se aproximaban a lo que nosotros tratábamos de defender. Pero no hay una relación de causalidad entre una cosa y otra.

C.M.: –De cualquier modo, es verdad que García Linera está interesado en esos trabajos. Ha publicado cosas nuestras, invitó a Ernesto a Bolivia y hemos estado en Venezuela. Las ideas circulan y hay interés.

No hay comentarios: