(COMO) EMPEZANDO DE NUEVO

"Si la libertad significa algo será,sobre todo, el derecho a decirle a la gente aquello que no quiere oir" George Orwell

domingo, 16 de septiembre de 2007

El celular es más valorado que Internet

El celular es más valorado que Internet

Casi el 60% de los consultados se reconoce atrasado en materia tecnológica; el principal obstáculo es la falta de interés
Domingo 16 de setiembre de 2007 |





Casi seguro alguna vez el lector se topó con una pregunta como ésta y respondió algo parecido:

-Ma, ¿dónde queda la vanguardia tecnológica?

-Ehhh... lejos, muy lejos.

La respuesta, rápida y al pasar, parece una verdad: el 57% de los argentinos se considera atrasado en materia tecnológica, según un estudio de la consultora TNS Gallup realizado en forma exclusiva para LA NACION.

El 38% de los consultados apenas logra mantenerse al día y un escasísimo 3% considera que, efectivamente, alcanzó la tan deseada (y para muchos lejana) vanguardia tecnológica.

El estudio, que consta de tres bloques (tecnología en general, Internet y un módulo especial de los niños y la Web) fue realizado entre mayo y agosto pasados entre hombres y mujeres mayores de 18 años. Para cada estudio se utilizó una muestra de 1000 personas. El trabajo de campo incluyó mediciones en 2000, 2001, 2005 y este año. También se realizó en otros países de América latina.

Escollos

El mayor escollo para alcanzar la vanguardia tecnológica entre los que se consideran atrasados no es el dinero, sino el desinterés. El factor económico fue mencionado en tercer lugar (25%) después de la falta de interés (35%) y del desconocimiento (29 por ciento). El poco tiempo con que se dispone y la edad de los usuarios fueron los factores menos mencionados, cada uno con el 24 y 23 por ciento.

Los hombres se reconocen "más tecnológicos": de ellos, el 43% dice estar actualizado contra sólo el 34% de las mujeres. Entre ellas, el 62% admite estar en la retaguardia de la modernidad, mientras que en ellos ese porcentaje alcanza el 50 por ciento.

Para los argentinos, la televisión y el teléfono celular son los elementos tecnológicos de mayor utilidad, con el 58% de votos positivos, mientras que la computadora personal e Internet se situaron muy por detrás, con el 16% y el 7 %, respectivamente. También fueron considerados más útiles que la Web, dentro de los bienes tecnológicos, el DVD, el microondas y la cámara de fotos. Sólo el reproductor de MP3 está por debajo de la Red en términos de utilidad.

La poca mención a la Web está relacionada con una cuestión de acceso: sólo 3 de cada 10 argentinos utilizó Internet en el último mes, ya sea desde domicilios particulares o en algún lugar fuera del hogar, como cibers y trabajos. El acceso al ciberespacio es mayor entre los hombres (34% contra 27% de las mujeres) y entre los jóvenes (entre los menores de 25 años la utilización de la Web alcanzó a 6 de cada 10 jóvenes).

A pesar de que fue mencionada como el elemento tecnológico más útil, la televisión no fue citada entre las posesiones tecnológicas en el hogar. Esta lista la encabeza el DVD, seguido por la computadora, la cámara de fotos tradicional, el microondas y la videocassetera.

Entre las posesiones personales sobresale el celular, una casilla de e-mail y el reproductor de música MP3.

Saber hacer

Un dato curioso que surge del estudio lo aporta la pregunta sobre habilidades tecnológicas. Y, a juzgar por las respuestas, parece que los argentinos se las arreglan muy bien con aquellas que requieren apretar un botón.

La habilidad tecnológica más mencionada por la gente es "usar el control remoto", que fue elegida por el 82% de los encuestados. El 79% también señaló hacer llamadas desde un celular, y el 78% recibir llamadas en su teléfono móvil. En cuarto lugar los encuestados mencionaron "usar el DVD".

En el extremo opuesto, los argentinos se reconocieron menos hábiles para descargar fotos de una cámara digital a una PC, usar un pen drive (dispositivo USB) para almacenar información y enviar mensajes a un beeper .

Para muchos, la vanguardia tecnologica está lejos. Pero la distancia no se compara con la que existía hace apenas diez años.

No hay comentarios: