(COMO) EMPEZANDO DE NUEVO

"Si la libertad significa algo será,sobre todo, el derecho a decirle a la gente aquello que no quiere oir" George Orwell

domingo, 17 de agosto de 2008

ENTREVISTA A LA DOCUMENTALISTA ESTADOUNIDENSE VIRGINIA RETICKER

ENTREVISTA A LA DOCUMENTALISTA ESTADOUNIDENSE VIRGINIA RETICKER

Cristianas y musulmanas sean unidas
La cineasta habla de Ruega que el Diablo vuelva al Infierno, un film que refleja la lucha de un grupo de mujeres organizadas para luchar pacíficamente contra la guerra civil en Liberia.



Por Ana Bianco

En el marco de la Tercera Muestra de Cine de Derechos Humanos, se exhibe hoy en la Sala Leopoldo Lugones el film testimonial Ruega que el Diablo vuelva al Infierno, sobre un grupo de mujeres cristianas y musulmanas que en 1999 se unieron para luchar pacíficamente contra la guerra civil en Liberia (1999-2003). La persistente resistencia femenina tenía como objetivo salvaguardar a sus hijos, muchos de ellos “alimentados” con drogas y convertidos en carne de cañón, destinados a morir o a quedar mutilados, como muestra el film. Lo hacían a través de cánticos, remeras blancas y pancartas con la leyenda “Queremos Paz solamente”. La cámara las acompaña desde las primeras reuniones, cuando se congregaban frente al mercado de los peces, mientras rezaban a la vera de las rutas y en una protesta silenciosa a las puertas del Palacio Nacional, entre otras manifestaciones. Además incluye la conferencia por la paz en Ghana, en 2003, que da como resultado la convocatoria a elecciones presidenciales en 2005 con la victoria de Ellen Johnson Sirleaf, la primera presidenta de Liberia, y la salida del presidente Charles Taylor, con su eventual arresto por crímenes de lesa humanidad de la Corte Mundial en La Haya.

Ruego..., ganadora del premio al Mejor Documental en el último Festival de Cine de Tribeca, en Nueva York, fue producida por Abby Disney –sobrina nieta de Walt, fundador del emporio Disney–, que convocó a la realizadora Virginia Reticker, con experiencia en la producción y directora de documentales como In the Company of Women (2003), sobre el rol de las mujeres en el cine independiente, y de series para la televisión como Live Nude Girls Unite! (2000), sobre trabajadoras sexuales intentando organizarse sindicalmente. Desde EE.UU., la multipremiada directora, Virginia “Gini” Reticker, comparte con PáginaI12 su visión del film.

–Dado que las mujeres musulmanas y cristianas tenían los mismos intereses comunes, el fin de la guerra, ¿por qué hubo resistencia a trabajar en conjunto?

–A pesar de que no podíamos contar todo el proceso a lo largo del film, las mujeres que ocupan cargos de liderazgos en mezquitas y en iglesias se reunieron para encontrar una forma de lidiar contra la enemistad histórica que separa a los musulmanes de los cristianos en Liberia. Por tal motivo, convocaron a un taller durante tres días. El primer día las mujeres cristianas plantearon sus prejuicios sobre las musulmanas, el segundo día fue el turno de las musulmanas; en el tercero, las dos líderes más viejas de ambas comunidades religiosas, amigas de toda la vida, acordaron trabajar en conjunto por una meta común: la paz.

–¿Como surgió la organización de las mujeres?

–La táctica empleada por las mujeres de Liberia en su lucha contra la guerra no fue una confrontación solamente espontánea, ni tampoco una respuesta improvisada a los hechos políticos del momento. El movimiento está inspirado en las experiencias pacifistas de Mahatma Gandhi, Martin Luther King y de las palestinas-israelíes, conocidas como Las Mujeres de Negro, una organización creada en 1987. Las liberianas se nutrieron de esas experiencias, las recrearon y las hicieron propias.

–¿Cómo se vive hoy en Liberia ?

–Las condiciones de vida son infinitamente mucho mejores, pero la situación todavía sigue siendo muy difícil. Existe un 80 por ciento de desempleados, no hay agua corriente ni electricidad en todo el país, desde que la infraestructura fue destruida a comienzos de la guerra. Casi una generación entera no concurrió a la escuela en 15 años. Por otro lado, el país está “disfrutando” del período más largo de estabilidad y crecimiento económico en décadas.

–¿Cual es su próximo proyecto?

–Actualmente estoy desarrollando miniseries para programas de televisión no comercial sobre diversos conflictos vinculados con mujeres, por ejemplo el relato de historias de las argentinas que lucharon en los años ’70. Y con el objetivo de que las mujeres sean igualmente incluidas en la resolución de conflictos en todo el mundo.

* Ruega que el Diablo vuelva al Infierno se exhibe hoy a las 14.30, a $ 7 (estudiantes y jubilados a $ 4), en la Sala Lugones del Teatro San Martín, Corrientes 1530.

No hay comentarios: