(COMO) EMPEZANDO DE NUEVO

"Si la libertad significa algo será,sobre todo, el derecho a decirle a la gente aquello que no quiere oir" George Orwell

lunes, 25 de agosto de 2008

Mujeres sin representación

Mujeres sin representación

La diputada bonaerense del Frente para la Victoria Laura Berardo renunció como vicepresidenta del Consejo Provincial de las Mujeres porque el gobernador Daniel Scioli no impulsa políticas de género y atiende en demasía al obispo platense.

Por Mariana Carbajal

Una funcionaria bonaerense renunció a un organismo provincial por sus diferencias con las políticas de género del gobernador Daniel Scioli. El portazo lo dio la diputada del Frente para la Victoria Laura Berardo, que presentó su renuncia como vicepresidenta del Consejo Provincial de las Mujeres. “El Ejecutivo provincial, el gobernador Scioli y las autoridades que lo acompañan escuchan más las opiniones y posiciones del obispo de La Plata, monseñor Aguer, en el tema de políticas públicas sobre derechos de las mujeres que a las miles de mujeres que nos organizamos en el Consejo Provincial de las Mujeres”, denunció Berardo.

Berardo fue designada como vicepresidenta del organismo por un decreto del ex gobernador Felipe Solá que, según aclaró, continuaba vigente. “No estamos de acuerdo con la política de género del Partido Justicialista de la provincia de Buenos Aires, representado por el gobernador, que tiene en el lugar 19 a la primera mujer en la lista de sus congresales”, señaló la diputada, al anunciar a las organizaciones de mujeres de la provincia –a través de una carta–, su decisión de alejarse del Consejo.

Los desencuentros entre Berardo y otras diputadas kirchneristas con el gobierno provincial se sucedieron desde la asunción de Scioli. Uno de los cortocircuitos más sonados se produjo alrededor de un proyecto de ley que impulsaban las legisladoras en la Cámara de Diputados y que planteaba la realización de una campaña de difusión de la Ley Nacional de Ligadura de Trompas y Vasectomía, aprobada en 2006, en el ámbito de la provincia. Berardo pidió el tratamiento de la iniciativa sobre tablas. La casualidad quiso que ese mismo día, el 16 de abril, Scioli recibiera a la plana mayor de la jerarquía católica, encabezada por monseñor Héctor Aguer: según trascendió, entre los planteos que le hicieron los obispos figuró que se frenara la aprobación de la campaña sobre anticoncepción quirúrgica. “Y el tratamiento del proyecto se trabó en Diputados”, apuntó Berardo en diálogo con PáginaI12.

El Consejo Provincial de las Mujeres se creó por decreto en 2007. Un año antes Berardo, con la firma de otros dos diputados, había presentado un proyecto de ley que lo creaba. La iniciativa obtuvo media sanción de Diputados a fines de 2007 y ahora está en el Senado. Desde ese organismo, se impulsó en la Legislatura bonaerense una serie de proyectos vinculados con los derechos de las mujeres, entre ellos, una ley para que las mujeres condenadas con hijos pequeños pudieran cumplir la pena con arresto domiciliario, la difusión de la nueva ley contra la trata de personas y la normativa que legalizó la ligadura tubaria y la vasectomía en todo el país. “Hasta el día de la renuncia intentamos plantearle al Ejecutivo cómo darles continuidad a esas políticas, pero no obtuvimos respuestas”, señaló Berardo, proveniente de la organización Barrios de Pie, Movimiento Libres del Sur, y actual presidenta de la Comisión de Educación de la Cámara baja provincial.

La presidenta del Consejo Provincial de las Mujeres era Claudia Bernazza, que dejó el cargo en diciembre cuando asumió como diputada nacional. “El año pasado logramos votar en la Legislatura un pequeño presupuesto de 2 millones de pesos y 20 cargos para fortalecer el organismo. No sabemos a dónde fue ese dinero. Me voy porque no quiero ser cómplice de una falta de política de género. El programa de salud sexual y reproductiva se sigue debilitando, todavía faltan anticonceptivos y la provincia no reaccionó para cubrir ese problema. Habíamos armado una mesa interministerial para abordar la problemática de la violencia de género, pero se desmanteló. Hay un nivel de retroceso e indiferencia que no permite hacer avances. Las mujeres de la provincia de Buenos Aires no estamos dispuestas a retroceder ni un paso en todas las conquistas de nuestros derechos”, objetó la diputada.

PáginaI12 intentó conocer la posición del gobierno de Scioli sobre el futuro del Consejo Provincial de las Mujeres, pero no obtuvo respuesta.

No hay comentarios: