(COMO) EMPEZANDO DE NUEVO

"Si la libertad significa algo será,sobre todo, el derecho a decirle a la gente aquello que no quiere oir" George Orwell

martes, 15 de marzo de 2011

Francia sospecha que el riesgo es mayor al que reconoce Japón

Estalló otro reactor y ya hay fugas radioactivas en la central japonesa

Durante el día, los técnicos informaron que no podían controlar la temperatura de la Unidad 2 de Fukushima, hasta que hubo otra explosión y un incendio. Evacuan a trabajadores y amplían el radio de seguridad alrededor de la planta.
  La agencia encargada de la seguridad atómica de Japón informó anoche que se había registrado otro estallido en la planta nuclear de Fukushima Daiichi, esta vez en el reactor número 2, y un incendio en el 4. Eran dos equipos que no habían sido afectados en la enorme central atómica que está en riesgo desde el terremoto y posterior tsunami del viernes. En este caso se habría dañado el contenedor, y el gobierno reconoció que se detectó radiación mayor a la admitida en las cercanías de la central. “Estamos hablando de una dosis de radiación que puede hacer peligrar la salud humana”, señaló en conferencia de prensa el portavoz del gobierno, Yukio Edano, para ponerle dramatismo a una situación de por sí impredecible.
El premier japonés, Naoto Kan, asumió a su turno que el nivel de radiación “aumentó significativamente”, para anunciar luego la ampliación del perímetro de seguridad hasta los 30 kilómetros alrededor de la central atómica.
El portavoz del gobierno, Yukio Edano, había señalado poco antes que habían detectado “posibles daños en la pileta de condensación”, en el interior de la zona de enfriamiento del reactor.
Durante todo el día las autoridades niponas habían advertido que el reactor se había desestabilizado y que se hacían ingentes esfuerzos por enfriar los equipos con agua de mar a presión. Es más, la empresa administradora de la planta había informado que la radioactividad en el reactor 2 había aumentado a niveles peligrosos. “Por momentos las barras de combustible en el bloque 2 se quedaron completamente sin agua”, advirtieron los técnicos. Poco después, Terco alertó que había perdido capacidad de refrigerar esa unidad.
Esta fue la tercera explosión en cuatro días: el sábado estalló el reactor número 1 y este domingo el número 3. La gerenciadora había anunciado por la tarde sobre la evacuación de sus empleados, pero no dijo si había algún afectado por la radiación ni cuántas personas estaban en zona de riesgo. En tal sentido, habló escuetamente de un “escenario muy desfavorable”.
Se desconoce si lo que liberó la explosión fue vapor o agua, informó la emisora NHK. A diferencia de las dos primeras explosiones, ayer se dañó no sólo el edificio que contenía al reactor sino también el contenedor de presión, por lo que se temía que haya sido dañado parte del sistema de control de presión del reactor y que pueda haber provocado la fuga de una cantidad indeterminada de material radioactivo, informó la Agencia de Seguridad Nuclear japonesa.
La agencia Kyodo señaló, sin embargo, que los niveles de radiación llegaron durante un instante a los 8.127 microsievert, ocho veces por encima del tope aceptado para la salud.
Pero hay ya fuertes desconfianzas sobre lo que en realidad está ocurriendo en la central de Fuku-shima. La agencia de seguridad nuclear de Francia, ASN, puso esa desconfianza en palabras al decir que para ellos ya el primer incidente, en el bloque 1, fue de categoría mucho mayor de la que habían anunciado las autoridades niponas. “Creemos que estuvimos en al menos el nivel 5 y probablemente el nivel 6”, dijo el presidente de ASN, Andre-Claude Lacoste, en conferencia de prensa. La tragedia de Chernobyl, en 1986, se situó en 7.
Las autoridades de Fukushima habían informado el sábado que 190 personas quedaron expuestas a radiación de la planta. Autoridades de seguridad nuclear indicaron que los aparatos de vigilancia en los alrededores mostraron por un corto período niveles que excedían con creces el límite legal.
Horas después, los Estados Unidos anunciaron que habían alejado a sus efectivos de la central después de detectar radiaciones de bajo nivel. Se informó que 17 marines habrían estado expuestos a radiación.
El portaaviones estadounidense Ronald Reagan estaba a 160 kilómetros frente a las costas cuando detectó la radiación, que los funcionarios estadounidenses dijeron era la misma que una exposición de un mes en un área de radioactividad natural.<

Efe, Ansa, Dpa y AP

No hay comentarios: